fbpx

Madrid Actual

Más de 105.000 firmas piden un protocolo claro contra la sumisión química

EFE / MA - Miércoles, 26 Enero 2022 15:10
Más de 105.000 firmas piden un protocolo claro contra la sumisión química

Madrid, 26 ene.- Una petición a través de Change.org ha logrado reunir hasta el momento más de 105.000 firmas, que han sido entregadas este miércoles al Ministerio de Justicia, para reclamar un protocolo de actuación "claro" y unificado destinado a médicos y jueces que aborde los casos por sumisión química de agresiones sexuales.

La entrega ha sido telemática pero en un acto convocado para la prensa frente a una de las delegaciones del Ministerio de Justicia, una de las firmantes de la petición Marta Asensio y en nombre de la impulsora de la iniciativa, Gloria Martínez, ha explicado la necesidad de que exista este protocolo porque, a su juicio, las víctimas "tienen todas las de perder" en los juzgados.

"Estoy aquí, en representación de Gloria, que ha abierto la petición, para recoger firmas de víctimas de violencia sexual por sumisión química y pedirle a Justicia que cree un protocolo claro y real sobre cómo hacer cuando tenemos este tipo de situaciones y que actúen a nivel medico, policial y justicia todos de la mano", ha afirmado Asensio a los periodistas.

En la petición a través de Change.org, impulsada a finales de noviembre, gloria Martínez, de 71 años, asegura que unos vecinos que la invitaron a comer la dejaron inconsciente con sustancias para abusar de ella, pero un juzgado de Estepona (Málaga) archivó la causa.

En el caso de Asensio, según ha afirmado a la prensa, el agresor fue su propia pareja.

"No ocurre solo a gente joven en discotecas y con desconocidos, también en círculos de proximidad y con gente que a veces no te lo puedes ni sospechar, a veces las situaciones son muy diferentes para cada quien y hay que tener claro cómo se puede actuar en cada situación", subraya Asensio.

Ha insistido en que cuando ocurre, la víctima muchas veces no sabe cómo actuar ni entiende incluso el término de sumisión química, por eso ni siquiera denuncian y cuando lo hacen les es muy complicado recopilar las pruebas porque son drogas que en ocasiones se eliminan del cuerpo a las pocas horas.

"Vemos muchos casos de chicas que han denunciado y se las ha vilipendiado y criminalizado a ellas", ha recalcado la mujer.

Junto a ella, desde Change.org Carmen Blanco ha leído algunos de los más de 50 testimonios que han adjuntado recogidos por Gloria Martínez a través de su petición y que son de mujeres relatando su caso.

"A Coruña. Me pedí un refresco y una hora después me encontraron tirada en la calle, al día siguiente me di cuenta tenia ropa interior rasgada"; "Córdoba. Sin saber cómo aparecí en una habitación y un hombre me estaba haciendo sexo oral, era un conocido de mi entorno. nunca me he atrevido a contarlo", son algunos de ellos.

El último "Protocolo de actuación médico-forense ante la violencia sexual en los Institutos de Medicina Legal y Ciencias Forenses" de Justicia recoge las pautas de actuación que pueden ayudar a los médicos forenses a actuar ante una persona que ha sido objeto de violencia sexual reciente e incluye el caso de la sumisión química.

Según este documento, algunos estudios han demostrado que en el 30,7 % de los casos de agresión sexual están involucradas sustancias psicoactivas y se han desarrollado protocolos específicos para la respuesta forense frente a agresiones sexuales en este contexto.

Ante la sospecha de una agresión sexual con sumisión química, el médico debe anotar los síntomas y documentar el consumo voluntario de alcohol, drogas y otros medicamentos. Además, el protocolo destaca que las primeras muestras de sangre y, muy en particular la de orina, son muy relevantes ya que pueden constituir una prueba de esta sumisión.

Y según la memoria de 2020 del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en ese año casi los servicios de química analizaron cerca de 700 agresiones sexuales.