fbpx

La Consejería reforzará la inspección a las viviendas afectadas por la línea 7B de Metro en San Fernando de Henares

La Consejería reforzará la inspección a las viviendas afectadas por la línea 7B de Metro en San Fernando de Henares

La Consejería de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid reforzará las inspecciones a las viviendas afectadas por la línea 7B de Metro en San Fernando de Henares y trabajará en “mejorar la coordinación institucional” con el Ayuntamiento de la localidad, ha informado el consejero David Pérez tras la reunión mantenida esta mañana con una representación de los vecinos afectados.

“Lo que todos queremos es garantizar la seguridad de los vecinos y después, en una segunda fase, buscar una solución global para esa zona afectada y así poder superar esta situación que viene de tantos años”, ha señalado el consejero.

Según Pérez, en la reunión mantenida con los vecinos la Consejería se ha “comprometido a reforzar las inspecciones” de los edificios afectados por la infraestructura de Metro esta misma semana se realizarán “varias inspecciones más”.

El consejero ha indicado que la Comunidad de Madrid está realizando en la actualidad “un seguimiento de toda la zona”, con “una atención más preferente” a unas 10 viviendas que se encuentran más afectadas “porque están muy cerca de la zona de mayor desestabilización del terreno”.

“El control es permanente en toda la zona, que es bastante amplia, porque nuestro compromiso es que en el mismo momento en que se detecta que ha habido un movimiento de tierras, una grieta nueva o cualquier elemento que nos pueda hacer temer una situación de riesgo actuamos inmediatamente, y para eso tiene que haber una vigilancia permanente, que es la que tenemos”, ha añadido.

La Consejería se ha comprometido asimismo a “trabajar en mejorar la coordinación institucional”, según Pérez, en cuya opinión la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de San Fernando han sufrido “problemas de coordinación institucional”.

“Yo creo que nos tenemos que dar todos una segunda oportunidad, porque tenemos que trabajar todos a una y con mucha eficacia y rapidez, porque es una situación que va evolucionando y hay que tomar decisiones”, ha agregado.

Según Juan Antonio Fuentes, presidente de la Asociación de Afectados por Metro Rafael Alberti-Presa, la reunión mantenida con los responsables de la Consejería ha sido “muy productiva”, aunque “tenía que haberse celebrado mucho antes” ya que lo vecinos han padecido “muchas incógnitas e incertidumbre”.

“Es verdad que la evolución de algunos edificios es problemática y corre riesgo, lo que queremos es que se haga una nueva inspección para dar seguridad a esos vecinos que a día de hoy piensan que el edificio más grande puede colapsar y aterrizar sobre sus viviendas”, ha señalado Fuentes en referencia al bloque del número 4 de la calle de la Presa, desalojado en el mes de septiembre y que “será demolido de forma controlada”.

Igualmente, la Consejería se ha comprometido también, según el representante de los vecinos, a valorar la posibilidad de acceder a las viviendas desalojadas para que los vecinos puedan recuperar enseres y documentación”, si existen condiciones de seguridad, así como a volver a reunirse con los vecinos la próxima semana.