fbpx

Martínez-Almeida se compromete a ejecutar “en su integridad” el presupuesto de 2022

Martínez-Almeida se compromete a ejecutar “en su integridad” el presupuesto de 2022

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha vuelto a valorar “muy positivamente” el acuerdo de presupuestos 2022 alcanzado entre el Ejecutivo de PP y Cs y Recupera Madrid (Grupo Mixto), y ha expresado su confianza en que será ejecutado “en su integridad” para “el interés general” de los madrileños.

Así lo ha expresado Almeida este martes en una comparecencia que ha abierto el primer pleno ordinario del año en el Palacio de Cibeles, a propuesta del grupo Recupera Madrid, para que valorase el acuerdo alcanzado para la aprobación de presupuestos y diera cuenta del calendario de implementación de las medidas recogida en ese pacto.

En su discurso, Almeida ha insistido en que las cuentas aprobadas para 2022 son “muy buenas” para un año que es “decisivo para la recuperación económica y social”, para “superar la pandemia” y para “consolidar a Madrid como un referente”.

Almeida ha subrayado que ya se ha constituido en el Consistorio la comisión de seguimiento que permitirá verificar que ese acuerdo “se va a cumplir y ejecutar en su integridad”, como ya hicieron en 2021 con las cuentas que pactaron con Vox.

En este caso, ha ensalzado que las cuentas van encaminadas a rebajar la presión fiscal, a garantizar los servicios públicos y obras, y a evitar que haya “un parón” en la ciudad.

Y todo ello, ha concluido, pese a que la oposición ha intentado “secuestrar y bloquear” el funcionamiento del Ayuntamiento en 2022 “por puro interés partidista y atendiendo al calendario electoral que se avecina”.

No obstante, ha aseverado que en el futuro, si es necesario, “seguirán pactando a izquierda y a derecha” para conseguir “lo mejor para los madrileños”.

También el concejal del Grupo Mixto Luis Cueto ha puesto en valor que el Gobierno municipal accediese a pactar y “consensuar” las cuentas para 2022, aunque ello haya supuesto que su formación haya sido “atacada” desde entonces por haber apoyado un proyecto “presentado por un Gobierno de derechas”.

Cueto ha defendido su voto afirmativo a los presupuestos alegando que la sociedad pide “cooperación” entre los partidos para beneficiar a los ciudadanos, y ha acusado al resto de la oposición de izquierdas de no sumarse al diálogo “por rencillas de poder miserables” y por temer que “si apoyan al Ejecutivo nunca llegarán a gobernar”.

También se ha referido a Vox, al que ha acusado de “intoxicar a diario con mentiras y odio”, y ha insistido en que “la clave es negociar para ser útil a los votantes”.

LA OPOSICIÓN, CONTRA EL ACUERDO PRESUPUESTARIO

El líder de Vox, Javier Ortega Smith, ha censurado las cuentas que, a su juicio, son el resultado de “la trampa y del trilerismo político”, por haber sido firmadas con un grupo “ilegal e ilegítimo, de tránsfugas a los que nadie votó”, como es Recupera Madrid.

Y, por ello, ha acusado a Almeida de “estar controlado por la izquierda y por el PP a nivel nacional”, con lo que, ha lamentado, en Cibeles “se ha roto el equilibrio democrático”.

La portavoz del PSOE, Mar Espinar, ha coincidido en el que el Gobierno madrileño “solo responde al líder del PP nacional, Pablo Casado”, y ha pedido a Almeida que “salga a la calle y escuche a los madrileños”, que no comparten las medidas que el Gobierno bicolor de PP y Cs van a aprobar, como la ordenanza de terrazas que previsiblemente saldrá adelante hoy.

Además, Espinar ha pedido al primer edil que “no mienta, porque siempre quiso aprobar los presupuestos únicamente con Vox”, algo que ha provocado, en su opinión, que las ideas de ese partido “sigan muy presentes y determinan el futuro inmediato de la ciudad”.

La portavoz de Más Madrid, Rita Maestre, ha resumido que esta es “una legislatura perdida” en la que el Gobierno de Almeida “no ha hecho nada”, excepto “arrastrarse durante meses para conseguir el apoyo de la extrema derecha”.

Y todo para que finalmente, ha espetado, las cuentas salieran adelante “de la forma más reprochable y chapucera, con un bochorno democrático” gracias al Grupo Mixto.

“Pero 2022 será, con todo, una oportunidad perdida, sin rastro de transformación ni obra urbana que no venga de antes”, ha afeado la portavoz de Más Madrid.