fbpx

La Policía Municipal de Madrid puso 44.812 multas por botellón en 2021, 1.155 a menores, 5.000 más que en 2019

La Policía Municipal de Madrid puso 44.812 multas por botellón en 2021, 1.155 a menores, 5.000 más que en 2019

La Policía Municipal de Madrid interpuso el año pasado un total de 44.812 multas por beber alcohol en parques y vías públicas, frente a las 41.849 de 2020 o las 39.719 del prepandémico 2019, es decir, un 13% más que hace dos años.

Del total, 1.155 se interpusieron a menores de edad, muchos de ellos entre 14 y 16 años. Solo son el 2,6% de las denuncias totales pero es un porcentaje que va subiendo año a año y que en 2020 representaba el 2,3%, según datos de la estadística de este Cuerpo Policial.

Las multas por botellón fueron relativamente escasas en invierno, con un mínimo de 900 multas en enero, pero subieron sobremanera en mayo, con la llegada del buen tiempo y el fin del estado de alarma, cuando alcanzaron las 4.790.

En junio llegaron hasta las 4.393 y en julio las 4.775. Con las vacaciones cayeron en agosto hasta las 3.844, para alcanzar el pico en septiembre, con 5.569 denuncias y en octubre, con 6.187, coincidiendo con la vuelta al colegio y a las universidades de forma presencial. En esa época se celebraron macroquedadas alcohólicas en el Parque del Oeste y Ciudad Universitaria, algunos de ellos acabaron con robos y intervención policial por disturbios.

Para hacernos una idea de la explosión de botellones tras la caída del último estado de alarma, siguiendo las estadísticas del Cuerpo Local, entre mayo y noviembre del año pasado los agentes registraron 33.721 propuestas de sanción por consumo de alcohol en la calle, 729 de ellos menores, frente a las 24.143 del mismo en el mismo periodo del prepandémico 2019, un 40% más.

El Ayuntamiento de Madrid tuvo que activar un refuerzo de agentes para controlar este fenómeno, desplegando patrullas y caballería en esa zona durante muchos fines de semana. Ya con la llegada del mal tiempo, en noviembre bajó la estadística hasta las 4.163 multas y diciembre hasta las 2.240 sanciones por ingerir alcohol en la vía pública.

"El botellón es un fenómeno que se da en todas las ciudades pero vamos a luchar contra ellos denodadamente por todas las consecuencias que acarrea, por los comas etílicos de menores que hemos visto y también por las molestias por ruidos y suciedad a los vecinos. El ocio y disfrute está muy bien pero tenemos que convivir en una ciudad tan amplia como Madrid y en esto va a trabajar con la Policía Municipal", indicó hace unos días al respecto la concejala delegada de Seguridad y Emergencias de Madrid, Inmaculada Sanz.

CUADROS ETÍLICOS EN MENORES

El aumento de multas a menores de edad bebiendo en la calle y parques de Madrid camina en relación con la presencia cada vez más frecuentes de cuadros etílicos graves en chicos con menos de 12 años. Entre mediados de octubre y enero la Policía Municipal ha remitido a la Fiscalía de Menores una veintena de este tipo de casos, han indicado fuentes municipales.

El Ayuntamiento de Madrid tomó a principios de octubre la decisión de enviar estos informes a la Fiscalía ante el aumento de casos de ingesta de bebidas alcohólicas por parte de adolescentes en botellones, con el objetivo de "saber exactamente qué ha sucedido" y "responsabilizar a los padres". Previamente al envío, los informes pasan por la Comisión de Tutela del Menor de la Comunidad de Madrid.

Entonces, los Agentes Tutores de la Policía Municipal se incorporaron a los operativos que despliega el Cuerpo cada fin de semana en los parques, plazas y calles de la ciudad para abordar el consumo de alcohol en vía pública en menores.

En esos casos, tras ser atendidos sanitariamente por el Samur, inician expedientes de protección para su remisión a la Fiscalía, además de avisar a los padres o tutores de los menores. Estos agentes además piden más efectivos, de ser necesario, a la Unidad de Atención y Protección de la Mujer, el Menor y el Mayor.

Entre las labores habituales de este tipo de Agentes Tutores se encuentran la vigilancia de los centros escolares y las actividades con las comunidades educativas y las familias (violencia intra y extraescolar, charlas, procesos de mediación, actuaciones con drogas, etc.), pero también actuar en los diferentes espacios y contextos en los que se mueven los menores de edad, también las vías y parques públicos, los lugares de ocio, el medio ambiente urbano y las nuevas tecnologías, con el objetivo único de promover el respecto a los derechos de la infancia.

En 2021, los Agentes Tutores instruyeron el año pasado 530 expedientes y mantuvieron 1.654 contactos con centros escolares; frente a los 374 expedientes y 2.035 contactos de 2020.

INSPECCIONES A LOCALES

En 2021 la Policía Municipal de Madrid realizó un total de 19.736 inspecciones y actuaciones a locales en locales de espectáculos públicos y actividades recreativas, 5.000 menos que en 2020 (24.734), según las estadísticas disponibles.

Los agentes locales practicaron 36.695 denuncias a estos establecimientos por distintas irregularidades, frente a los 38.002 de 2020, a pesar de que ese año todos estos locales estuvieron cerrados varios meses durante el estado de alarma.

Los meses con más inspecciones fueron marzo (2.471), octubre (2.369) y abril (2.295), y los que menos los meses de agosto (782), julio (1333) y enero (831), que se corresponden con los meses de más y menos denuncias.