fbpx

Artista que pintó en la tumba de Franco, al ser absuelto: "Libertad siempre"

Artista que pintó en la tumba de Franco, al ser absuelto:

Santiago de Compostela, 18 ene.- El escultor Enrique Tenreiro, al que la Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto de los delitos contra la libertad de conciencia y de actos de profanación y daños en tumba de los que estaba acusado por pintar sobre la lápida de Franco, ha reaccionado al fallo con un sucinto mensaje: "por la libertad siempre".

"Por la libertad!!!!!!! siempre. Y por la reconciliación de los españoles. Para que no haya ningún bando vencido", ha escrito en su cuenta de Facebook, una reflexión similar a la trasladada después de aquella jornada y en sus diferentes declaraciones a lo largo de todo este proceso.

Los hechos ocurrieron el 31 de octubre de 2018 cuando el creador gallego se dirigió a la tumba del dictador, en la Basílica del Valle de los Caídos, y vertió sobre ella pintura roja, dibujó una paloma y escribió "Por la libertad", como difundió en redes sociales el fotógrafo de Verín (Ourense) Pedro Armestre, mientras exponía en voz alta, tras realizar la pintura, que llevaba a cabo tal acto “por la reconciliación de los españoles”.

La Fiscalía sostenía que llevó a cabo la acción "con evidente desprecio hacia los sentimientos religiosos de los presentes y amparándose en su concepción socio-política de la sociedad", por lo que solicitaba para él un año de cárcel y que indemnizara a Patrimonio Nacional con 833,41 euros por daños y perjuicios, ya que esta es la cifra calculada por el organismo público.

La acusación particular ejercida por la Asociación para la Defensa del Valle de los Caídos solicitaba dos años y cinco meses de prisión porque sumaba también el delito de profanación de una tumba.

Pero los magistrados consideran en su sentencia que debe ser absuelto al entender que realizó la pintada cuando aún no había comenzado la misa, "de la cual él decía no tener conocimiento".

Y este hecho resulta fundamental para los jueces, porque la ley exige que para sancionar a alguien por un delito contra los sentimientos religiosos debe conducirse con "violencia, amenaza, tumulto o vías de hecho, impidiendo, interrumpiendo o perturbando los actos, funciones o ceremonias", lo que en este caso no ha sido corroborado por ninguno de los testigos en el juicio.

Enrique Tenreiro defendió en la vista que cuando pintó la tumba de Francisco Franco en 2018 lo hizo en una creación artística "por la reconciliación y por la libertad" de los españoles, utilizando pintura lavable para no causar daños y en apenas diez segundos porque vio que empezaba una misa y no quería interrumpirla.

La sentencia, que cuenta con un voto particular en el sentido de condenar al acusado por ambos delitos, puede ser recurrida ante la Sala de lo Civil y Penal del TSJ de Madrid.