fbpx

Ortega Smith defiende que Vox no se vende por "un plato de lentejas" ni traiciona a sus votantes

Ortega Smith defiende que Vox no se vende por

El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, ha asegurado este lunes que su partido no se vende por "un plato de lentejas" ni traiciona a sus votantes como el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, al aprobar los presupuestos municipales de la mano de "un grupo comunista" e "ilegal" en alusión al Grupo Mixto.

En una intervención en 'esRadio', , se ha referido a la aprobación de los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid gracias al "pacto del tripartito progresista", integrado por el PP, Cs y Grupo Mixto.

El portavoz municipal de Vox ha recalcado que su partido no ha querido ser "determinante" en los presupuestos de la capital, ya que no se vende "por un plato de lentejas" ni traiciona a sus votantes como Almeida al "mentir" diciendo que iba a derogar Madrid Central y en cambio aprobarlo mucho más duro.

"No nos vale todo con tal de aprobar unos presupuestos. Fue usted el que pegó un portazo diciendo que daba igual mentir a los madrileños con Madrid Central y de la mano de los más radicales de Carmena", ha reprochado.

Así, ha insistido en que Vox estaba deseando apoyar los presupuestos municipales pero no "condicionados por la izquierda". "Vox no es un partido al uso. La palabra dada es palabra sagrada y no va a engañar a votantes como el PP que es maestro del trilerismo político y de la estafa política", ha subrayado.

Asimismo, ha dicho que si Almeida lo tiene tan claro, no tendría que estar "tan nervioso" recorriendo radios porque él es el que ha creado "un grupo comunista" en alusión al grupo mixto.

"Prevaricadora ha sido la decisión del alcalde de aprobar un Grupo Mixto con cuatro tránsfugas, ahora solo tres. Hay que respetar la palabra dada y la ley, que es lo primero que se saltan a la torera", ha espetado.

Smith ha destacado que "sabían que iba a suceder y que desgraciadamente iban a volver las políticas de Carmena", apuntando que les "duele" porque "la izquierda no emite cheques en blanco".

"LA REALIDAD DE LA CALLE"

Por otro lado, se ha referido a las últimas encuestas publicadas que dan a la formación verde un aumento en intención de voto y en escaños hasta llegar a los 58.

Tras apuntar que se alegran, ha insistido en que desde el partido no se toman en serio las encuestas ya que "la realidad está en la calle" y trabajan desde esa realidad de actos multitudinarios y apoyo real en las redes sociales.

"Vox está recuperado y recogiendo el desánimo generalizado no solo del PP sino de voto desengañad de la izquierda que está cansada de engaños como el cinturón rojo de Madrid que ahora es verde", ha señalado.