fbpx

El sector de ocio nocturno mantiene las fiestas de Nochevieja en locales sin aforo completo y apostando por reservados

El sector de ocio nocturno mantiene las fiestas de Nochevieja en locales sin aforo completo y apostando por reservados

El sector del ocio nocturno madrileño mantiene las fiestas de Nochevieja en sus locales y discotecas augurando que el aforo no se completará y apostando por los reservados como mejor manera de garantizar las distancias de seguridad, siguiendo las medidas sanitarias, y ante la pandemia del coronavirus.

De momento, se han vendido unas 300.000 entradas para cotillones de Nochevieja en toda España, más de un 10% de ellas en la región. A fecha de 15 de diciembre, según datos facilitados por la asociación de empresarios de ocio nocturno 'Noche Madrid', la venta de entradas estaba al 32,2% del total de localidades, frente al 49,2% al mismo día de 2019.

A día de hoy, tras la explosión de contagios la variante ómicron del coronavirus, estas cifras pueden cambiar, reconocen, ya que algunas personas han cancelado su reservas. No obstante, se trata de unas fiestas con mucha venta en taquilla durante la propia Nochevieja, por lo que hasta ese día no conocerán cuál será la incidencia final.

De momento, la patronal prevé que, al igual que ocurrió en Nochebuena, los locales no estarán llenos y muchos asistentes apostarán por palcos y reservados, donde pueden festejar con personas de su grupo de convivencia y manteniendo la distancia de seguridad con desconocidos. "En Madrid hay bastante cultura de palcos, que fueron muy importantes durante la desescalada, ya que suponen el 19% de la superficie de los locales de la región", señalan.

El problema para los responsables de estos establecimientos es la previsión de compra de bebidas y contratación de personal teniendo en cuenta la situación tan cambiante de las últimas semanas. Aunque se han producido devoluciones de entradas, esperan contar con un número mínimo de clientes para poder abrir, ya que ese día los trabajadores suelen cobrar el doble que un día normal y por ello el precio de las entradas también son más elevadas.

"Es el momento de ver la botella medio llena porque aunque las previsiones que se hacían con el puente de la Constitución no se van a cumplir, hay que tener en cuenta que el año pasado no hubo Nochevieja y había un toque de queda a partir de la una de la mañana. Mantenemos la confianza en que se anime esta semana la venta porque desde la Comunidad de Madrid se ha lanzado un mensaje de confianza y que no se va a cerrar el ocio nocturno", apunta el portavoz de 'Noche Madrid', Vicente Pizcueta.

De esta forma, ha lanzado un mensaje de "tranquilidad" y un llamamiento a la autoprotección y respeto a la normativa, remarcando que la presencia de locales abiertos es el antídoto a las fiestas clandestinas y descontroladas en pisos y locales ilegales o a los macrobotellones.

"Madrid sigue siendo un referente en toda España porque seguimos abiertos y podemos garantizar que en Nochevieja los locales no estarán masificados, ya que tenemos expectativas de alcanzar en el mejor de los casos la mitad del público habitual ante de la pandemia. Será un Fin de Año marcado por los reservados y gente que quiera disfrutar en condiciones de calidad, cumplimientos de las distancias de seguridad", ha explicado Pizcueta.

PIDEN AL GOBIERNO NO ESTIGMATIZAR A UN SECTOR "YA MUY CASTIGADO"

Por su parte, la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos 'España de Noche', a la que pertenece Noche Madrid, ha pedido al Gobierno central y a los autonómicos que no tomen decisiones precipitadas y hagan un análisis riguroso de la situación sanitaria en la Conferencia de Presidentes Extraordinaria, que tendrá lugar este miércoles, para "no repetir los errores del pasado y estigmatizar a las pymes más castigadas hasta ahora".

Después de 21 meses y seis olas de la enfermedad, y con toda la información y experiencia acumulada, desde el sector aseguran que resultaría "inconcebible" que se adoptaran medidas "radicales", sin planificar ni anticipar en el tiempo y cuando ya están vendidas más de 300.000 entradas para la próxima Nochevieja.

Por ello, España de Noche ha insistido en que es necesario lanzar un mensaje de prudencia y tranquilidad que permita analizar con rigor los datos epidemiológicos actuales y evitar entrar en una escalada de decisiones "precipitadas y alarmistas", ajenas a la situación actual de la enfermedad en España y "sin tener en cuenta la importancia y el éxito de la campaña de vacunación que se ha desarrollado".

"Cualquier actuación dirigida a restringir la actividad de los locales de ocio solo puede estar abocada al fracaso como reconoce la justicia y los datos de las anteriores olas", han señalado desde la patronal, que ha insistido en que restringir la actividad de los locales de ocio solo puede provocar la reactivación de los macrobotellones que, "como ya se pudo comprobar el verano pasado, provocaron los peores efectos de la quinta ola".