fbpx

La Comunidad destinará fondos europeos para adaptar tres residencias a un nuevo modelo residencial de módulos pequeños

La Comunidad destinará fondos europeos para adaptar tres residencias a un nuevo modelo residencial de módulos pequeños

La Comunidad de Madrid destinará fondos europeos a adaptar las residencias públicas de Manoteras, Fray Bernardino y la de Navalcarnero al nuevo modelo de residencias, creando módulos más pequeños y para garantizar así un trato más adaptado y humano.

En una entrevista concedida , la consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa, ha explicado que se trataría de un proyecto piloto que consistiría en implantar en estos grandes centros sociasanitarios módulos más pequeños para favorecer unidades de convivencia de residencias reducidas.

Según ha explicado la titular regional de Políticas Sociales, en dichos módulos habrá salón y todos los servicios, para que así haya comunidades de 50 usuarios, y no de 200 o 300, porque entienden que en los grandes espacios son como hospitales, más fríos, menos acogedores y "menos propicios a las relaciones personales".

Dancausa se ha mostrado favorable a ir adaptando el sistema actual a este tipo de modelo, pero se hará de forma progresiva. "Cada comunidad tiene que partir de lo que tiene. En Madrid hay residencias de 300 y de 500 usuarios y no podemos destruir eso. Pero sí dentro de ellas podemos hacer un modelo más adaptado a la situación actual", ha apuntado.

No obstante, la Comunidad es partidaria de que los mayores permanezcan el mayor tiempo posible en su domicilio". Según todas las encuestas del CIS, todos quieren seguir viviendo en su entorno, casa, familia, etc.. por lo que hay que tratar también de "avanzar en teleasistencia, ayuda a domicilio, en centros de día, en todo lo que la residencia sea la última solución", ha declarado.

NUEVO MODELO DE RESIDENCIAS, A DEBATE

Concepción Dancausa ha explicado que el nuevo modelo de residencias está siendo estudiado en el Consejo Territorial entre todas las comunidades y el Imserso. Se trata, ha indicado de que en lugar de que el residente se adapte al centro, sea al revés. Así, apuesta por empezar por geriátricos más pequeños, que estén más arraigados en el barrio o comunidades, "para que entre ellos se cree una comunidad".

"Este nuevo modelo nadie lo discute, porque todos sabemos que es mejor. En municipios más pequeños esos modelos ya existen, pero en grandes ciudades como Madrid las residencias tienen otro tamaño. Estamos trabajando en ello, somos partidarios, pero primero hay que ver cómo adaptamos y giramos a ese nuevo sistema", ha apuntado.

La consejera ha revelado que recibió un primer documento, "más filosófico y nada concreto" sobre este modelo residencial pero ya ha llegado un segundo algo más concreto para tratar en la próxima reunión del Consejo Territorial. "Queremos tener esa guía para el sistema actual y para las residencias nuevas. No se puede retrasar años, no será muy tardío en implantarse el nuevo modelo", ha aventurado.

RUTAS CULTURALES

Dancausa también ha valorado las Rutas Culturales que la Comunidad de Madrid puso en marcha en septiembre a disposición de todos los ciudadanos mayores de 60 años, que retomó su actividad, tras el parón de 2020, con 85.000 plazas en alguno de los 445 destinos ofertados, con precios desde 275 euros por persona.

"Los mayores han vivido está pandemia en gran soledad porque antes estaban acostumbrados a viajar. Los viajes del Imserso se han demorado muchísimo este año. Las rutas han salido adelante teniendo en cuenta que la pandemia está presente y que muchas personas mayores siguen teniendo un cierto miedo y se han visto condicionadas por eso. Y luego una realidad, que en las rutas de fuera de España los países donde iban tenían problemas de acogida", ha comentado.

A pesar de ello, y con un 30% de las plazas ofertadas cubiertas a mitad de programa, la consejera considera que de momento el balance ha sido "positivo". "Para los mayores es una necesidad viajar para tener alternativas a su tiempo libre. Salir de su entorno más habitual y hacer cosas diferentes es algo bueno", ha concluido.