fbpx

El detenido por agredir a un niño no puede declarar ante la Policía por sus facultades mentales alteradas

El detenido por agredir a un niño no puede declarar ante la Policía por sus facultades mentales alteradas

El ciudadano kosovar de 32 años detenido ayer miércoles por agredir hace unos días a un niño de 7 años cuando salía de un colegio de Chamartín no ha podido declarar ante la Policía por presentar unas facultades mentales "muy alteradas", han informado fuentes policiales.

Por ello, no ha podido ser interrogado y los agentes no conocen por qué atacó a este niño, aunque creen que fue al azar. Previsiblemente pase mañana viernes a disposición de los Juzgados de Plaza Castilla, acusado de intento de homicidio.

Los hechos ocurrieron el día 10 de diciembre sobre las 13:15 horas cuando un grupo de niños cruzaba un paso de cebra, pasando de un edificio a otro después de una clase de Educación Física en el colegio privado Hasting School, en las confluencias de las calles Francisco Suárez y Bendición de Campos.

En un momento dado, y sin explicación alguna, el ahora detenido se abalanzó sobre el pequeño y le tiró al suelo. Cuando lo levantaron los profesores, comprobaron que presentaba una herida en el cuello, de la que sangraba, provocada por algún tipo de arma blanca, que al principio se pensaba que no eran punzante pero los agentes han comprobado que se trataba de una especie de objeto con sierra.

Hasta el lugar acudió una ambulancia del Samur-Protección Civil, cuyos sanitarios atendieron al pequeño, que presentaba un desgarro en la parte posterior del cuello, y le trasladaron al Hospital de la Paz de Madrid indicó una portavoz de Emergencias Madrid. El niño fue operado y estuvo un tiempo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y salió cuatro días después del hospital debido a la importancia de las heridas.

La investigación se inició el mismo día de los hechos. Inmediatamente acudieron los integrantes del Grupo V de Homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial junto con los agentes de Policía Científica. Éstos últimos se trasladaron al lugar para realizar la correspondiente inspección ocular de la zona así como de un arma blanca que se encontró en el lugar. Tras tomar muestras de AND en el escenario de la agresión, fueron remitidas a la Comisaría General de Policía Científica.

A través de los mecanismos de cooperación policial internacional (Convención de Prüm), los agentes lograron una coincidencia de las muestras recogidas con un individuo de Reino Unido, del cual existían datos de ADN por contar con antecedentes en dicho país.

Después de múltiples tareas de investigación, gracias a las cámaras de seguridad y los testimonios recogidos, los agentes lograron la identificación de este varón descubriendo, su paradero resultando ser la ciudad de Madrid, al que había venido del extranjería ocho días antes. Por todo ello se estableció un dispositivo policial para su localización consiguiendo los policías su arresto en la tarde de ayer jueves en la calle Victoria, en el Distrito Centro.