fbpx

El Ayuntamiento de Madrid afea que Sánchez "ha tardado décadas" en "mirar de frente" a la Cañada

El Ayuntamiento de Madrid afea que Sánchez

El Ayuntamiento de Madrid reprocha al Gobierno central que “haya tardado décadas” en “mirar de frente a la Cañada Real”, tras anunciar que destina 5 millones de euros al realojo de 170 familias, en lo que el Gobierno de la capital (PP y Cs) ve “solo un gesto simbólico” que precisa “un compromiso real”, mientras el PSOE pide mejoras urgentes para ese asentamiento.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez deriva estos cinco millones, procedentes de la Agenda 2030, a impulsar el programa de realojo de familias "en situación de vulnerabilidad social extrema" de la Cañada Real Galiana.

“Bienvenido el PSOE y el Gobierno de España al problema de la Cañada Real”, ha ironizado hoy el delegado de Familias, Igualdad y Bienestar Social, Pepe Aniorte, quien considera que el Ejecutivo atiende ahora a la Cañada Real ante las advertencias de la ONU, que le recordó “su responsabilidad” al respecto.

Pero, al margen de esa aportación, Aniorte ha censurado hoy en el pleno ordinario celebrado en el Palacio de Cibeles que el Gobierno de España, a través de su delegación en Madrid, no haya actuado durante el último año y medio en el que los vecinos de este asentamiento sufren cortes de luz por las “plantaciones masivas de marihuana”.

“Eso tenía que haberlo abordado el Gobierno de España, pero la delegación de Gobierno está mirando hacia otro lado”, ha espetado Aniorte.

También ha tildado de “simbólica” la partida de cinco millones que va a aportar el Ejecutivo de Sánchez, recordando que la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento de la capital han dedicado 18 millones en el último año y medio, y que ahora van a invertir otros 34 millones en nuevos realojos.

"INACCIÓN" DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Así ha respondido Aniorte a una pregunta del PSOE acerca de las actuaciones que ha llevado a cabo el Ayuntamiento durante el presente año para “abordar la situación de emergencia social” que se vive en Cañada Real como consecuencia de los cortes de suministro eléctrico, que le ha formulado el edil Ignacio Benito.

El concejal ha acusado al Consistorio de “no haber movido un dedo” a la hora de solucionar los cortes de luz a las más de 4.000 personas que viven en la Cañada, pese a que había algunas opciones que “estaban obligados a recorrer”, aunque acarreasen “dificultades”.

Al mismo tiempo, ha censurado que el Gobierno “no haya activado ningún mecanismo para, al menos, dar respuesta social a estas personas tan vulnerables”, ha añadido Benito.

El edil también ha criticado que en el sector 6, donde residen más de 800 familias, hay una sola trabajadora social, algo que, a su juicio, refleja la “sensibilidad social” del Consistorio con respecto a la Cañada.

Con respecto a las aportaciones externas, Benito ha concluido que “debería sonrojar” al Gobierno de Cibeles que sean las entidades sociales quienes “son la verdadera administración social” en este asentamiento, “ante la ausencia del Ayuntamiento”.