fbpx

Interventor: en Boadilla pagaron al PP con Gürtel y "quitaron documentos"

Interventor: en Boadilla pagaron al PP con Gürtel y

El interventor adscrito al caso Gürtel ha relatado en el juicio las dificultades para investigar la actividad de la trama en el municipio madrileño de Boadilla del Monte porque en el Ayuntamiento "quitaron documentos" sobre adjudicaciones, en las que "se saltaron los procedimientos" en favor del entramado y para financiar actos del PP.

La Audiencia Nacional ha reanudado este martes el juicio a 24 acusados de formar parte de la trama desarrollada en Boadilla del Monte entre 2001 y 2009 que logró comisiones a políticos del PP en forma de dinero y regalos a cambio de adjudicaciones de obras, parcelas y servicios del Ayuntamiento causando un perjuicio al consistorio que la Fiscalía cifra en cuatro millones de euros.

La fiscal pide 76 años y 7 meses de prisión para el líder de la trama, Francisco Correa; 64 años y 7 meses para su número 2, Pablo Crespo, y 40 años y 9 meses para el entonces alcalde de Boadilla, Arturo González Panero, el Albondiguilla, entre otras penas para el resto de acusados, entre los que se encuentran empresarios que pagaron comisiones a cambio de las adjudicaciones amañadas.

El PP comparece en el juicio como presunto responsable civil como partícipe a título lucrativo por los 204.198 euros que obtuvo supuestamente de los beneficios del entramado en Boadilla.

En la jornada de este martes ha declarado el interventor del Estado adscrito a la investigación del caso Gürtel, que ha recordado que elaboró 45 informes periciales sobre la trama, entre ellos los relativos a la actividad de la misma en Boadilla del Monte.

Ha explicado que el Ayuntamiento aprobaba las adjudicaciones a las empresas que querían los miembros de la trama fraccionándolas en ocasiones con contratos de menor cuantía para evitar la convocatoria de concursos públicos y la concurrencia de otras empresas.

El perito ha indicado que los contratos se adjudicaban "de forma arbitraria a las empresas que consideraban" y que "se saltaron todos los procedimientos administrativos"

Ha destacado las dificultades que encontró durante la investigación en el Ayuntamiento de Boadilla, que ha llegado a calificar de "locura", ya que los expedientes no estaban completos, las facturas no estaban colocadas por proyectos adjudicados y a veces ni siquiera estaban aportadas o contenían conceptos muy genéricos.

Y ha hecho referencia a expediente de contrataciones de la Empresa Municipal del Suelo y la vivienda (EMSV) de Boadilla de los que ha dicho: "Debía haber documentos que los quitaron" y ha añadido: "Estaba el expediente pero determinada documentación no".

El interventor ha añadido que no obstante se pudo comprobar el pago de gastos de actos del PP en Boadilla con cargo a la EMSV, cuyo objeto principal era la promoción de vivienda pública de protección oficial, ha recordado.

El interventor ha indicado que incluso los exgerentes de la EMSV César Tomás Martín Morales -ex jefe de campaña del PP en el municipio- y Alfonso Bosch -exdiputado regional del partido-, también acusados en esta causa, se "autoadjudicaron" el derecho de uso de una parcela municipal al tener participaciones en la empresa que resultó adjudicataria.