fbpx

La Comunidad remarca que "desde el minuto uno" se atenderá a la variable medioambiental en el desdoblamiento de la M-600

La Comunidad remarca que

La Comunidad de Madrid ha remarcado que "desde el minuto uno" se atenderá a la variable medioambiental en el desdoblamiento de la M-600, cuyos estudios fueron anunciados el pasado noviembre por el consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez.

El objetivo es garantizar la protección de zonas de "gran valor ambiental" como pueden ser el Parque Nacional de Guadarrama, las cuencas del Alberche y el Cofio o las zonas especiales de protección de las aves de los encunares de esto ríos, según ha detallado en la Comisión del ramo en la Asamblea de Madrid este jueves el director general de Carreteras, Jorge Urrecho.

Al hilo, ha defendido la necesidad de conjugar la preservación ambiental con las necesarias obras en esta carreteras que consta de un carril en cada sentido y que vertebra la zona oeste de la región desde el enlace a la AP-6 en Guadarrama hasta la A-5 en Navalcarnero.

Este trazado de 52 kilómetros experimenta una alta carga, con más de 10.000 vehículos diarios en el grueso de la misma y con más de 20.000 en dos tramos: entre la AP-6 y El Escorial --con un 6-7% de vehículos pesados-- y entre Valdemorillo y Villanueva de la Cañada.

SINIESTRALIDAD

Esta densidad de tráfico conlleva, además, uno de los "peores índices de siniestralidad, peligrosidad y mortalidad" de la región, y uno de cada tres kilómetros que la componen es un "tramo de concentración de accidentes", cuyo coste social es de 2,6 millones de euros anuales.

"Hay que ampliar la capacidad de la carretera, por ello se tiene la intención de llevar a cabo el desdoblamiento", ha defendido Urrecho, quien ha destacado que en los últimos años se ha intentado mejorar la circulación con otras formas --como inversión en señalamiento--, pero no se ha conseguido mejorar la seguridad de la vía.

Para acometer esta mejora "necesaria" se está apostando por un plan de cuatro fases enfatizando en el conocimiento del terreno para poder identificar las mejores soluciones. Entre las variables de estudio se incluirán la capacidad de acogida del territorio, la identificación de los puntos críticos, la situación actual de elementos como la fauna o las vías pecuarios y posteriormente un análisis sobre terreno.

"Desde el minuto uno vamos a tener la variable medioambiental presente, como va a ser un proceso largo hablaremos con los ayuntamientos y vecinos porque queremos que salga adelante, ya que es necesario mejorar esta carretera", ha adelantado Urrecho, quien se ha comprometido a que se hará "más de lo que pide la Ley" al discurrir la carretera por zonas protegidas.