fbpx

Tres detenidos por sustraer teléfonos móviles y bolsos a bordo de motocicletas

Tres detenidos por sustraer teléfonos móviles y bolsos a bordo de motocicletas

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres varones como presuntos responsables de más de 25 robos con violencia de teléfonos móviles y bolsos por el método del tirón cometidos a bordo de motocicletas sustraídas, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

La investigación se ha desarrollado de manera conjunta en diferentes comisarías de distrito de la capital madrileña, si bien la mayoría de los hechos se cometieron en los barrios de Salamanca y Arganzuela.

Los agentes han detenido a un cuarto varón como presunto autor de un delito de receptación de los teléfonos móviles que previamente sustraían los motoristas.

La investigación se inició tras registrarse un incremento en el número de robos con violencia por el mismo procedimiento, en el que dos varones montados en una motocicleta circulaban por una calle concurrida y con fácil huida y tras aproximarse a alguna persona que estuviera manipulando su teléfono móvil o portando un bolso, sin bajarse del vehículo, se lo arrebataban mediante el método del tirón.

Según las pesquisas, los miembros del grupo criminal utilizaban motocicletas tipo 'scooter', de gran cilindrada, previamente sustraídas, y cometían el robo en pocos segundos y sin bajarse en ningún momento del vehículo.

CON CASCO

La celeridad con la que actuaban y el hecho de que portaran casco, dificultaron la identificación de los presuntos autores. No obstante, la detención in fraganti previa de personas vinculadas a los arrestados -cuando trataban de sustraer motocicletas- facilitó la labor policial que, a partir de entonces, se centró en realizar vigilancias a estos varones.

Como resultado de estas indagaciones se han podido esclarecer más de 25 robos con violencia y se ha procedido a la detención de tres varones como presuntos autores directos de estos hechos.

Los detenidos no dudaban en realizar cualquier acto necesario para conseguir su objetivo y para ello usaban la violencia, llegando a tirar al suelo a varias de sus víctimas -en su mayoría mujeres- quienes denunciaron diversas lesiones tras los robos.

Durante la huida llegaban a poner en peligro la vida de viandantes, quienes se veían obligados a apartarse de su trayectoria para no ser arrollados, y del resto de conductores, circulando incluso por calles en dirección prohibida.

Respecto a los teléfonos robados, los arrestados observaban a sus víctimas y comprobaban que utilizaran un dispositivo de alta gama. Una vez lo tenían en su poder se dirigían a un lugar donde los vendían. En este punto fue detenido un cuarto varón que actuaba como receptador de los teléfonos sustraídos.

Los detenidos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial, tres de ellos como presuntos autores de delitos de robo con violencia y un cuarto de receptación.