fbpx

Las cotorras argentinas invaden Madrid

Las cotorras argentinas invaden Madrid

Un gran problema se cierne sobre el cielo de Madrid, nos observan, nos conquistan, pero, sobre todo, a través de su graznido estridente, nos aturden. Me refiero a las cotorras argentinas o cotorra  de dorso gris. Estamos hablando de una especia invasora que llegó a España a través de las pajarerías en los años 80; estaba de moda tener en casa pájaros exóticos. 

Estos plumíferos de color verde con toques azules y blancos son preciosos, pero esto no debía ser suficiente para sus dueños que empezaron a cansarse de su graznido atronador y los fueron abandonando por todo el territorio nacional. Claro, cuando se hacen las cosas sin cabeza, hay consecuencias y como es normal las cotorras que iban siendo abandonadas iban reproduciéndose de manera descontrolada y esto no beneficiaba a nadie. 

La especies autóctonas comenzaron a sentir su presencia, y no exactamente para bien, acostumbradas a volar en bandadas de 20 aves empezaron a atacar nos solo a otras especies sino al cultivo y esto empezó a preocupar a los empresarios y ecologistas. Los gobiernos en la mayoría de las ocasiones no sabían cómo actuar.

En la actualidad este es un problema que se expande por toda España, zonas urbanas y rurales sufren los estragos sin distinción de estos pequeños animalitos.

El Ayuntamiento de Madrid se ha puesto manos a la obra para acabar con la superpoblación de las cotorras, pero los animalistas no están de acuerdo con la forma de actuar. Esta se ciñe a la autorización dada por parte de la Comunidad de Madrid para reducir el número de cotorras y consiste en emplear, si fuera necesario, carabinas de aire comprimido en recintos debidamente acotados. 

Las asociaciones ecologistas piden acabar con esta invasión avícola a través de medidas de esterilización y no mendicante disparos con balines. Los grupos políticos han aprovechado para cargar contra el gobierno de Almeida por la forma de atajar el problema ya que han sido varios los vecinos que han denunciado el proceder del consistorio. 

La solución está lejos y mientras, esta especie invasora sigue campando a sus anchas por nuestros cielos. Eso sí, ellas nos son las culpables, lo son los que quisieron hacer negocio con su venta y terminaron abandonándolas a su suerte.

¿Es preocupante este suceso? Bueno, hay que recordar que el Consejo de Ministros actualizó el Catálogo español de especies exóticas invasoras este 2019 y esta especie está dentro de este. Además, el problema no solo reside en su presencia en los cielos de la capital, hay que añadir los enormes nidos que hacen, que pueden llegar a pesar hasta 200 kilos. La cifra es escalofriante, solo en Madrid se calcula que hay 13.000 cotorras argentinas sueltas. 

La desesperación se propaga a diferentes puntos de Madrid

Nuestro medio se puso manos a la obra para cotejar diferentes puntos de Madrid en los que están sufriendo los graznidos de estas pequeñas aves verdes. En Coslada, la Asociación de Vecinos de la Espinilla ya se han quejado a en diferentes ocasiones y están a la espera de que el concejal Julio Huete tome una determinación con el problema.

En Fuenlabrada, por su parte, en la zona de la avenida de Europa, equina con Setubal, están sufriendo la misma situación. Al igual que la asociación de Coslada también se han puesto en contacto con diferentes medios para denunciar la molesta situación

Nosotros nos desplazamos al Distrito de la Latina en Madrid, exactamente a la calle de los Yébenes. Allí pudimos ver in situ las molestias que sufren los vecinos; el sonido de las aves es ensordecedor y, ya no solo eso, es que los nidos son gigantescos pudiendo llegar a pesar más de 100 kilos. 

Miguel y Damián, dos vecinos del barrio, nos cuentan que de vez en cuando los nidos se desprenden y caen al suelo. Esto es peligrosísimo ya que no solo pueden provocar destrozos en el mobiliario sino también lesiones o algo más grave en los transeúntes de la zona.