fbpx

2.614 profesionales sanitarios de la Comunidad se han inscrito en el registro de profesionales objetores de conciencia en eutanasia

2.614 profesionales sanitarios de la Comunidad se han inscrito en el registro de profesionales objetores de conciencia en eutanasia

Un total de 2.614 profesionales sanitarios se han inscrito en el registro de profesionales objetores de conciencia de la Comunidad de Madrid, donde hasta el momento se han practicado tres eutanasias en domicilio y hay dos casos aún pendientes.

Lo ha dicho el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, en el Pleno de la Asamblea de Madrid de este jueves, donde ha detallado que la Comisión de Garantía y Evaluación ha recibido hasta el momento 10 expedientes, de los que 8 se encuentran ya finalizados, practicándose tres eutanasias en domicilio y con dos casos aún pendientes.

Escudero ha informado de que la consejería ha puesto en marcha un grupo de trabajo para la eutanasia e instrucciones previas, que ha estado trabajando para agilizar su tramitación y registro.

También se ha activado un canal de consultas, en concreto, un buzón de correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. que ha atendido más de 700 consultas, con un tiempo medio de respuesta inferior a 24 horas.

Para formar a los profesionales, se han habilitado espacios divulgativos en la web de la Comunidad de Madrid y se han facilitado materiales y toda la documentación a todos los profesionales sanitarios, tanto del ámbito público como privado, ha asegurado Escudero.

A la vez que se han realizado acciones formativas con la participación de 2.000 profesionales en los distintos centros sanitarios, a través de un Plan de Formación específico, que incorpora herramientas virtuales.

La Comunidad de Madrid aprobó el pasado 6 de octubre el Decreto por el que se regulan el Registro de profesionales sanitarios objetores de conciencia a realizar la ayuda a morir y la Comisión de Garantía y Evaluación.