fbpx

Abre al público el tradicional Belén de la Real Casa de Correos en Sol

Abre al público el tradicional Belén de la Real Casa de Correos en Sol

El tradicional Belén de la Real Casa de Correos, ubicada en la madrileña Puerta del Sol, ya está abierto al público y se erige este año sobre el agua como símbolo del "renacer" tras las dificultades.

El presidente de la Asociación Belenista de Madrid, Eugeni Barandalla, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, lo han presentado este lunes ante los medios de comunicación en el interior de la sede del Gobierno madrileño, su ubicación habitual pese a haber estado el año pasado al aire libre por el coronavirus.

Barandalla ha recordado que este es el 19º que la Asociación de Belenistas expone en este emplazamiento y ha explicado que este Belén se basa en la idea de "renacer", el de "la esperanza como motor vital y luz que ayuda a superar las dificultades y circunstancias más adversas de los últimos años".

"El nacimiento del Niño Jesús, así está pensando, genera una potente energía que rompe y agita la corteza terrestre, que se eleva desde lo más profundo y deja al descubierto cantidades de agua, de raíces, que fluyen y surgen de todas partes como fuente de vida a través de tres islas emergentes, que son los tres continentes que cuando nació Jesucristo estaban", ha trasladado.

Asimismo, ha detallado que el Belén, que descansa sobre una plataforma de unos 215 metros cuadrados, está hecho de corcho y de musgo con más de 160 figuras madrileñas, catalanas, murcianas y andaluzas completada con escenas tradicionales en las cuales está "muy presente" el agua.

Los visitantes podrán contemplar, en un recorrido circular, la escena principal del Nacimiento, la Adoración, junto con la Anunciación y la Huida a Egipto.

De la isla central surge el 'árbol de la vida' presente en muchas culturas, donde se ha situado el Nacimiento. Se trata de un olivo que mide más de dos metros de alto. En la segunda isla, se alza Jerusalén y un gran castillo que contrasta con la sencillez de las humildes casas de Belén. Finalmente, en un tercer espacio, se puede contemplar la Anunciación de la Virgen María, la Visitación a Santa Isabel, las dudas de San José y la Huida de la Sagrada Familia a Egipto.

Barandalla ha hecho hincapié en que, como dicen año tras año, este es "el Belén de Madrid, el que nadie se pierde y el que visitan propios y forasteros". "Esperamos que este Belén alegre el corazón de las decenas de miles de visitantes que desde Madrid y otros puntos de España vengan a visitarlo", ha concluido.

PALABRAS DE DÍAZ AYUSO: "EL MENSAJE CRISTIANO IMPREGNA LA SOCIEDAD"

Dos mil años después seguimos celebrando este misterio de un Niño, que nació en Belén, en un pesebre, y al que llamaron el Mesías, el Salvador.

¿No es inverosímil que esto ocurra, año tras año?

De todos los rincones de la Tierra, y especialmente en Occidente, llegan deseos de Paz y de buena voluntad. ¿Por qué?

Porque aquel Niño al que adoraron los pastores y los magos, y al que Herodes quiso matar, traía una enseñanza que nunca se había oído con tal fuerza, y que resonará hasta hoy: «La verdad os hará libres».

No es de extrañar entonces que el cristianismo fuera el germen de la Unión Europea, en la llamada “Cristiandad”; de la fundación de las universidades en el mundo; o de la empresa española en América, que fue, principalmente, una empresa cristiana, y por lo tanto de amor y hermandad: de mestizaje.

El mensaje cristiano, se tenga fe o no, impregna nuestra forma de vivir como personas y como sociedad: el cuidado de los enfermos, de los niños, de los pobres, la solidaridad de la pena y la alegría compartidas, el intentar que los presos se reinserten, la justicia, el perdón y la esperanza. Son aspiraciones que compartimos y nos unen, un horizonte al que aspiramos.

El premio de esta búsqueda de la Verdad, a través del amor, es la libertad. El mundo cristiano, occidental, siempre ha anhelado la libertad, aunque haya tenido caídas, o cometido errores; y ha sido escuela de libertad para el resto del mundo, incluso refugio y amparo de los que la habían perdido.

Por eso, esta tradición de cada año es mucho más que una simple tradición: la Navidad y el Belén ponen de manifiesto la actualidad de este compromiso con la verdad, la libertad y el amor, que debe guiar toda vida humana digna de tal nombre. Es nuestra Historia misma, la razón de nuestros esfuerzos de cada día, y el futuro al que aspiramos, con alegría y esperanza.

HORARIOS Y CONTROL DE AFORO

Estas Navidades, el Ejecutivo regional ha adelantado la fecha de inauguración y ofrecer a los ciudadanos doce días más la posibilidad de visitarlo. En 2019 más de 120.000 personas disfrutaron de este Nacimiento.

La entrada es gratuita desde este lunes y hasta el próximo 9 de enero. El horario será el 29 de noviembre, de 14 a 22 horas; del 30 de noviembre al 9 de enero, de 10 a 22 horas; el 3 de diciembre de 12.30 a 22 horas, el 24 y 31 de diciembre y 5 de enero de 10 a 18 horas y el 25 de diciembre y 1 de enero, cerrado.

Asimismo, se cuidará el control del aforo para garantizar el disfrute de una actividad lúdica y cultural en un contexto seguro.