fbpx

Zapatero ve "primordial" un "buen control" en Barajas y plantea una PCR negativa con carácter general

Zapatero ve

El viceconsejero de Asistencia Sanitaria y salud Pública, Antonio Zapatero, ha subrayado este lunes como "primordial" la necesidad de un "buen control" en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas ante la aparición de la nueva variante del COVID-19 denominada ómicron y ha abierto la puerta a plantear la exigencia de PCR negativa previa para acceder a España.

La variante B.1.1.529, a la que se le presupone mayor transmisibilidad, fue identificada por primera vez en Sudáfrica el pasado 11 de noviembre y desde entonces ha llegado a países de Europa como Bélgica o Holanda, así como a Hong Kong o Israel.

El Gobierno central ha acordado endurecer los controles de entrada al país, de modo que los viajeros procedentes de zonas de alto riesgo, correspondientes a siete países del continente africano, tendrán que presentar "un certificado diagnóstico de infección activa de Covid-19 con resultado negativo", según las disposiciones publicadas en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado sábado.

En este sentido, el viceconsejero ha subrayado que en este momento es "primordial" un buen control en el aeropuerto y "no solamente" de viajeros procedentes del cono Sur de África. "Ahora es absolutamente obligatorio un buen control en el aeropuerto, incluso sería planteable que cualquier ciudadano que entre en nuestro país tenga que hacerlo con PCR negativa en 48/72 horas", ha subrayado en declaraciones a 'Telemadrid' .

En esta línea, ha recalcado que con los datos de los que se dispone hasta ahora, "hay una diseminación geográfica", y, en este sentido, ha recordado que el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades señaló el viernes que el riesgo de que esta variante llegue a Europa "es muy alto".

"Como ha ocurrido con otras variantes previamente, con el nivel de globalización que tenemos actualmente el riesgo de que pase de un país a otro es alto", ha alegado Zapatero, quien ha subrayado que por este motivo ahora "es muy importante control aeroportuario y una PCR negativa para entrar a nuestro país a nivel con carácter general".

En cualquier caso, aunque ha realizado un llamamiento a la tranquilidad, poniendo el acento sobre la variante Delta Plus que, finalmente, no ha tenido tanta trascendencia. "Preocupación, sí la tenemos", ha explicado, porque "la aparición de una nueva variante siempre preocupa" pero ha defendido que es demasiado pronto para cualquier "certeza médica" sobre la misma.

"Son muy pocos casos y de hace solamente dos o tres semanas", ha señalado para recalcar que de momento se desconoce el nivel de transmisibilidad, repercusión en el cuadro médico y comportamiento en personas vacunadas.

Así, ha explicado que desde el punto de vista de la transmisibilidad "tiene pinta de que por las mutaciones que tiene sea más transmisible", aunque se desconoce con certeza, y, según la asociación de médicos sudafricana, "no tienen especial gravedad clínica".

"Desde punto vista vacunación, no lo sabemos", ha admitido Zapatero, quien considera "importante" saber cómo se comporta en vacunados, algo que no se sabrá hasta dentro de unas semanas. "Yo quiero pensar que, no solamente a nivel de anticuerpos, sino la inmunidad celular va a jugar un papel que seguramente las vacunas van a tener ese efecto protector", ha concretado.

En cualquier caso, ha hecho hincapié en la necesidad de continuar con las mismas medidas que se están aplicando en el caso de la variante Delta, la mayoritaria en la región con casi el 100% de los casos y con 600.000 nuevos casos ayer en Europa, de modo que ha llamado a la vacunación, el uso de mascarilla "siempre" en interiores, el mantenimiento de la distancia interpersonal de seguridad y el lavado de manos.

"Si esta variante, siendo más transmisible, que lo parece, no produce cuadros clínicos más graves, y las vacunas mantienen cierto grado de inmunidad, habrá que volver al planteamiento de siempre", ha defendido.

Finalmente, ante las fechas navideñas que se aproximan y el consiguiente incremento de la actividad social, principalmente con reuniones en interiores, ha llamado a ser "tremendamente exquisitos" en el cumplimiento de estas recomendaciones.