fbpx

Comunidad de Madrid

10.35°C
Broken Clouds Humedad: 92%
Miércoles
8.55°C / 12.06°C
Jueves
8.57°C / 11.07°C
Viernes
8.27°C / 9.82°C
Sábado
6.76°C / 10.19°C
Domingo
3.66°C / 6.58°C
Lunes
3.32°C / 5.52°C
Martes
4.45°C / 9.18°C

El viernes negro tiñe de verde esperanza las previsiones de los comerciantes

El viernes negro tiñe de verde esperanza las previsiones de los comerciantes





El viernes negro (Black Friday) ha dado el pistoletazo de salida a la temporada de compras navideñas en la capital, y miles de madrileños ya han abarrotado las calles desde esta mañana para hacerse con algún producto rebajado, lo que supone una alegría para los comerciantes, que ya ven la luz al final del túnel.

Desde las nueve de la mañana ya se podía observar en las puertas de la gran mayoría de las tiendas la misma pancarta, 'Black Friday', con descuentos desde el 20 al 50 por ciento, e incluso ya con alguna pequeña cola formándose en el exterior.

El portavoz de la asociación de comerciantes y vecinos de Montera y Aledaños, Gilmar Barbosa, señala que los comerciantes del centro ven con muy buenos ojos la posible facturación del viernes negro de este año, aunque prevén que la recuperación no sea total, ya que faltaría para ello un 25 por ciento de las ventas.

Sin embargo, hay "entusiasmo", subraya Gilmar, que argumenta que la policía prevé que hoy haya "mucha afluencia de gente" que, aunque no se tiene por qué traducir en ventas, la situación no tiene "comparación" con la del año pasado, "la gente está muy animada".

El ambiente en las tiendas de la madrileña calle de Fuencarral a primera hora es "relajado", pero esto va 'in crescendo', confirma una dependienta de una conocida tienda de ropa, donde este año sólo se han hecho descuentos en artículos seleccionados.

Así lo confirma una clienta, que ha acudido con las compras ya pensadas y describe el ambiente de este viernes por la mañana como el de un "viernes tarde", es decir, con más afluencia de lo normal pero sin excesivos agobios.

Jorge, el encargado de otra tienda de ropa asegura que las ventas están en pleno crecimiento y que este fin de semana esperan llegar a los niveles de 2019, de hecho, han puesto las mismas rebajas que ese año (un 20% de descuento), pese a que en 2020 tuvieron que ponerlas al 30 por ciento por la falta de clientes.

También se nota un incremento de la presencia policial en puntos como Gran Vía, Sol, Callao o la calle Preciados y también de tráfico, sobre todo de taxis, que son los grandes protagonistas en arterias como la Gran Vía.

Y es que desde este viernes hasta el 9 de enero el Ayuntamiento mantiene operativo el plan de seguridad por el Black Friday y Navidad, de nuevo con la posibilidad de establecer un sentido único peatonal en las calles Preciados y Carmen y de restringir el acceso al entorno de la Puerta del Sol en casos de grandes aglomeraciones.

El dispositivo cuenta con un despliegue policial de 402 agentes de lunes a jueves, que se eleva en 726 de viernes a domingo. En total, más de 1.100 efectivos.

También con motivo de este Black Friday el Gobierno madrileño ha reforzado el servicio de Metro hasta en un 50 por ciento durante todo el fin de semana y, en el caso de los autobuses de la EMT, son gratis desde este viernes hasta la medianoche del domingo.

Aunque las calles del centro ya están llenas de gente desde el mediodía, no todos llevan bolsas, y es que algunos vecinos se quejan de que ven a muchísima gente pero no "demasiadas rebajas", como es el caso de Arantxa, que está en una tienda de zapatos de la Gran Vía.

En la misma calle, otra conocida tienda de ropa ha decidido abrir una hora antes y "en cuestión de segundos ya estaba lleno", comenta uno de los dependientes de la misma, Ángel, que afirma con mucha seguridad que este año van a llegar a los niveles de ventas de 2019.

La plaza del Callao y la calle Preciados ya lucen su tradicional estampa navideña, luces de navidad en lo alto y multitudes en lo bajo, además de una cola de cientos de madrileños esperando a comprar su suerte en Doña Manolita, una fila que perfila toda la calle de Mesonero Romano, da la vuelta por la calla Abada y se tiene que dividir en dos en la calle de la salud, rodeando toda la manzana.

La ropa ya se va a amontonando en los percheros y los trabajadores de las tiendas empiezan a no dar abasto según van pasando las horas de este viernes negro. "La gente tiene ganas de comprar porque se siente más segura con la vacuna", opina otro trabajador.

Además de personas, bolsas, policías, taxistas, coches y luces de navidad, este viernes también se ven con facilidad las maletas, que anuncian la llegada de los turistas que vienen a pasar el fin de semana a Madrid.

"El año pasado no vinimos, nos daba un poco de miedo, pero solíamos venir este fin de semana todos los años. Ahora ya estamos vacunadas y parece que la cosa va mejor, así que nos hemos animado", comentan Carmen y Silvia, que han venido desde Burgos a disfrutar del primer fin de semana con aire navideño de la capital.