fbpx

Un juez anula una multa impuesta con los nuevos límites de 30 km/h al no ser una vía de un único carril

Un juez anula una multa impuesta con los nuevos límites de 30 km/h al no ser una vía de un único carril

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Madrid ha anulado a un conductor una multa impuesta por el Ayuntamiento de Madrid por incumplir los nuevos límites genéricos de 30 km/h en vías urbanas al acreditarse que la zona donde se impuso la sanción, en una calle del distrito de Fuencarral-El Pardo, no era una vía de un único carril por sentido, tal y como constatan las fotografías aportadas a la causa.

Así consta en una sentencia, en la que se estima un recurso promovido por los servicios jurídicos de la organización de defensa del conductor afectado, Automovilistas Europeos Asociados (AEA).

Así, anula una multa impuesta por la Directora General de Gestión y Vigilancia de la Circulación del Ayuntamiento de Madrid a un conductor al que atribuía una infracción de velocidad por superar el nuevo límite genérico de 30 km/h. La sentencia también condena al Ayuntamiento de Madrid al pago de 200 euros de costas.

Según el Consistorio madrileño, el conductor circulaba a 46 km/h. por una vía donde supuestamente regía el nuevo límite de 30 km/h., previsto en el artículo 17 de la Ordenanza de Movilidad para las calles de un único carril y por ello le impuso una sanción de 100 euros.

Sin embargo, según se recoge en el Fundamento de Derecho tercero de la resolución judicial "la vía donde se formula la denuncia, Nuestra Señora de Valverde, no es una vía de un único carril por sentido como se puede comprobar en las fotografías aportadas".

"Por consiguiente, es necesario precisar y acreditar en el punto kilométrico que se comete la infracción cual es el límite concreto de velocidad", recoge el fallo.

Agrega que "la carga de la prueba corresponde a la Administración, por lo que ante la ausencia de elemento probatorio suficiente, que acredite que en ese punto existía esa limitación y que con carácter previo existía una señal advirtiendo de la limitación, para destruir la presunción de inocencia, cumple la estimación del presente recurso administrativo".

La vía donde se produjeron los hechos es la antigua carretera de Fuencarral, ahora denominada calle de Nuestra Señora de Valverde, en la que en alguno de sus tramos no tiene un único carril por sentido.

Por ello, según pudieron acreditar los letrados de AEA que defendieron al conductor injustamente sancionado, no podía aplicarse el nuevo límite genérico de velocidad de 30 km/h. contemplado en la nueva Ordenanza de Movilidad y así se hizo constar en los reiterados recursos que se presentaron ante el Departamento de Gestión de Multas antes de acudir al juzgado y que, por rutina informática, fueron rechazados.

El presidente de AEA, Mario Arnaldo, ha señalado que el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, debería tomar ya cartas en este asunto de las multas de tráfico impuestas "injustamente por la Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación, dependiente del Área de gobierno de Medio Ambiente y Movilidad".

"Y no sólo porque se está obligando a los ciudadanos a sufrir un injusto peregrinaje de recursos sino porque los criterios jurídicos erróneos que utiliza ese departamento municipal van a provocar el colapso de la justicia madrileña", ha aseverado.

Por ello, AEA solicitará nuevamente al alcalde de Madrid la realización de una auditoria de la gestión de las multas de circulación para evitar "el injusto peregrinaje" de recursos al que se somete a los ciudadanos.