fbpx

El Albondiguilla dice que el PP ordenó la financiación irregular de campañas

El Albondiguilla dice que el PP ordenó la financiación irregular de campañas

San Fernando de Henares (Madrid), 23 nov.- El exalcalde de Boadilla del Monte (Madrid) Arturo González Panero, el Albondiguilla, ha confesado en el juicio de la rama de Gürtel en el municipio que recibió instrucciones del PP para pagar irregularmente gastos de campaña del partido con comisiones de empresas adjudicatarias del ayuntamiento.

Según sus palabras había que pagar parte de esos gastos "por fuera" para no superar el límite exigido por la ley, y se abonaban no sólo los de Boadilla, sino también los de otros municipios donde no gobernaba el PP porque "no había forma de que pudieran tener una financiación irregular para esas campañas".

La Audiencia Nacional ha reanudado este jueves el juicio a 24 acusados de formar parte de la trama desarrollada en Boadilla del Monte entre 2001 y 2009 que logró comisiones a políticos del PP en forma de dinero y regalos a cambio de adjudicaciones de obras, parcelas y servicios del Ayuntamiento causando un perjuicio al consistorio que la Fiscalía cifra en cuatro millones de euros.

La fiscal pide en sus conclusiones provisionales 40 años y 9 meses para Arturo González Panero, uno de los 17 acusados que han confesado los hechos en búsqueda de una reducción de la penas que se les pueda imponer.

El PP comparece en el juicio como presunto responsable civil como partícipe a título lucrativo por los 204.198 euros que obtuvo supuestamente de los beneficios del entramado en Boadilla.

González Panero ha explicado que las instrucciones para la referida financiación irregular de la campaña electoral venían del partido, en concreto del gerente regional del PP, si bien no ha sabido precisar si se trataba de Beltrán Gutiérrez, investigado en el caso Púnica.

"Se nos contaba con naturalidad en reuniones del partido", ha señalado durante en su testimonio.

A preguntas de la fiscal Anticorrupción ha admitido que hubo adjudicaciones "a dedo" a empresarios que luego abonaban comisiones que él mismo ha reconocido, y ha justificado que "dejó hacer". Ha reconocido algunas de las que él cobró, como una de 510.000 euros y otra de 180.000.

González Panero ha dicho que el líder de la trama Gürtel, el también acusado Francisco Correa, recomendó algunas de esas empresas con el argumento de que ayudaban al partido, y al explicar una de esas adjudicaciones ha precisado que llegó a decir que parte de la comisión que recibieron "tenía que ir al PP". "No sé si ese dinero fue al PP, pero lo dijo", ha añadido.

Al relatar esa supuesta financiación irregular de campañas, el exalcalde ha ejemplificado que, si en un acto se necesitaba un número elevado de banderolas, se facturaban 30 al PP y otras "200 había que pagarlas por fuera".

El excalde también ha explicado su trayectoria al frente del ayuntamiento de Boadilla entre 1999 y 2009, y ha señalado que a la primera persona que nombró como gerente de la Empresa Municipal del Suelo y la vivienda (EMSV) fue a Francisco Díaz porque se lo "sugirió" el presidente regional del partido, Pío García-Escudero

También ha declarado la administradora de empresas de la trama Gürtel, Isabel Jordán, otra de los acusados que ha reconocido los hechos y que además ha expresado su arrepentimiento.

Ha dicho que Francisco Correa le dijo que tenía a Arturo González Panero "cogido por los huevos" y que le iba a adjudicar todo lo que pidiese.

Jordán, que ya ha sido condenada por varias piezas del caso Gürtel y que está colaborando con la Justicia, ha narrado un episodio que sucedió tras una cena con varios miembros de la trama con el responsable de campaña del PP en la localidad, Cesar Tomás Martín Morales, y el gerente de la Empresa Municipal del Suelo y la Vivienda y exdiputado madrileño del PP, Alfonso Bosch, también acusados.

Ha relatado que en aquella cena, a la que también asistieron Correa; su segundo, Pablo Crespo; y el asesor del entramado, Ramón Blanco Balín, se habló de asuntos de campaña, como los candidatos que se presentarían a las elecciones municipales de 2007; y que Martín Morales llevó unos pliegos detallados de un nuevo contrato de comunicación que se iba a adjudicar a la trama por dos millones de euros, si bien finalmente no se hizo.

Ella, según ha indicado, mostró su oposición a dicho contrato, lo que motivó que se le contestase mal e incluso recibiese "una patada por debajo de la mesa".

Entonces, ha proseguido Jordán, Correa le pidió que se esperase a finalizar la cena y, en un paseo a la una de la madrugada por el Paseo de la Castellana, le dijo: "Mira, ni te preocupes, no va a pasar nada. Vamos a poder tener todos los contratos de Boadilla que yo quiera; me los van a adjudicar todos porque tengo al señor Arturo Panero cogido de los huevos".

Según su versión, el líder de la red le explicó que tenía un vídeo donde se veía al exalcalde de Boadilla -también acusado- "contando dinero" y que "en un momento determinado se lo podían exhibir, y lo tenían un poco pillado en esa situación".

"Lo que sí sé es que dijo el señor Correa que le tenía comiendo de su mano", ha abundado Jordán.