fbpx

Madrid abre su nueva Plaza de España

Madrid abre su nueva Plaza de España

Madrid abre al público la remodelada Plaza de España, tras más de dos años de obras que la han convertido en un espacio más verde y peatonal, conectado con el entorno del Palacio Real (los Jardines de Sabatini y el Campo del Moro), Madrid Río, la Casa de Campo y el parque del Oeste.

La inauguración de la plaza -de 70.000 metros cuadrados- pondrá fin a un proyecto que ha abarcado siete años y tres alcaldías: los orígenes se remontan al mandato de Ana Botella; la iniciativa cogió impulso con Manuela Carmena y será finalmente el actual regidor, José Luis Martínez-Almeida, quien cortará la cinta inaugural.

La revitalización de la plaza comenzó a gestarse en 2014, con la venta por parte del Banco Santander al grupo chino Wanda del Edificio España, emblema arquitectónico de centro de Madrid, que iba a ser derribado.

Con la llegada de Carmena a la alcaldía el proyecto ideado por Ana Botella cambió por completo. Se organizó un proceso participativo de ideas sobre la reforma, que se sometió a votación entre los madrileños y dio como resultado ganador el proyecto 'Welcome mother nature, good bye Mr. Ford'.

Las obras se iniciaron en mayo de 2019 con un plazo de ejecución de 21 meses, que finalmente ha sido de 30 debido a los retrasos provocados por la pandemia, la borrasca Filomena y el hallazgo de vestigios arqueológicos del siglo XVIII en la calle Bailén.

El monumento a Miguel de Cervantes sigue presidiendo la plaza, de la que han prácticamente han desaparecido las barreras arquitectónicas.

La remodelación de esta céntrica plaza, situada a un kilómetro de la Puerta del Sol, ha permitido la creación de una plataforma peatonal que conecta con los parques más emblemáticos de Madrid: los Jardines de Sabatini, el Campo del Moro, Madrid Río, la Casa de Campo y el parque del Oeste.