fbpx

Génova denuncia un intento de perturbar a Casado como el de 2008 contra Rajoy

Génova denuncia un intento de perturbar a Casado como el de 2008 contra Rajoy

Madrid, 20 nov.- La dirección nacional del PP ve en las críticas de su exportavoz en el Congreso Cayetana Álvarez de Toledo y en la pugna abierta por el equipo de Isabel Díaz Ayuso en Madrid un intento de alterar el proyecto de Pablo Casado, como el que el expresidente Mariano Rajoy sufrió en 2008.

En el entorno de la presidenta madrileña, que ayer reclamó el respaldo de la dirección de su partido, con la que se mantiene enfrentada, niegan estas acusaciones y las consideran una "invención".

El libro de Álvarez de Toledo, "Políticamente indeseable", que tilda a Casado de "veleta" y "bienqueda" con "miedo", las acusaciones de acoso contra el número dos del partido o el respaldo de Díaz Ayuso a la exportavoz, provocan sin embargo un "déjà vu" en la dirección nacional del PP.

El choque abierto retrotrae a la dirección nacional a 2008, cuando la entonces presidenta madrileña Esperanza Aguirre cuestionó la estrategia de oposición de Rajoy y se especuló sobre una candidatura de esta dirigente en su contra, que finalmente no se materializó.

Fuentes de la dirección nacional del PP ven la misma estrategia por parte de "los mismos". Liberales como Álvarez de Toledo o Miguel Ángel Rodríguez, jefe de gabinete de Ayuso. Afines a Aguirre, alineada también con la actual presidenta madrileña.

Pero en la sala de máquinas del PP avisan: este es el movimiento de un PP "pequeño", que no está centrado en lo importante. El rumbo está fijado y nadie va a desestabilizar al partido, señalan además desde la dirección nacional.

Pese al ruido, sostienen que Casado está tranquilo y que más allá de este sector en Madrid, las estructuras territoriales están cohesionadas.

Sin embargo, la tensión ya abierta en Madrid se ha disparado tras la publicación del libro de Álvarez de Toledo. Las críticas a la forma en la que el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ejerce el poder, las repiten en privado otros populares y tienen eco en otros territorios.

Las tiranteces se han trasladado al congreso del PP de Andalucía. Los presidentes autonómicos acudieron ayer al cónclave en el que Juanma Moreno ha renovado su liderazgo al frente del partido, García Egea ha asistido este sábado y Pablo Casado acudirá mañana a la clausura.

Días antes de este cónclave, en el que el presidente andaluz Juanma Moreno ha renovado su liderazgo al frente del partido, se filtró el audio de una conversación en la que el vicepresidente andaluz, Juan Marín, de Ciudadanos, abogaba por no aprobar presupuestos en año electoral.

Marín culpó del chivatazo, que tiene como trasfondo un posible adelanto electoral, a Fran Hervías, exdirigente naranja ahora a las órdenes de García Egea, aunque tanto Génova como el propio Hervías han negado estas acusaciones y el vicepresidente andaluz matizó después que no tiene certezas.

En este contexto, Díaz Ayuso aconsejó ayer a Moreno que "vuele libre" y tome sus "propias decisiones" sobre las elecciones, lo que ha obligado a Génova a reiterar que no han interferido ni interferirán en la decisión del presidente andaluz. Moreno ha recalcado que siempre ha sido libre y siempre lo será.

Ayuso lanzó además otro mensaje: "Sólo se desgasta quien se comporta como una marioneta, quien no es valiente y quien no tiene las ideas claras".

Las puyas en varias direcciones mantienen viva la hostilidad en el partido, ante el que el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, señaló que "la unión es la llave que abre los gobiernos".

María López