fbpx

El exjefe de campaña del PP de Boadilla dice que el líder de Gürtel vinculó a Pío García Escudero en los amaños

El exjefe de campaña del PP de Boadilla dice que el líder de Gürtel vinculó a Pío García Escudero en los amaños

El exjefe de campaña del PP de Boadilla del Monte César Tomás Martín Morales ha declarado en el juicio que el cabecilla de la trama Gürtel vinculó al presidente del partido en Madrid Pío García-Escudero con el supuesto amaño de adjudicaciones públicas en su municipio.

"Se me dijo que tenía conocimiento el presidente regional del partido y que tenía que ser así", ha indicado Martín Morales cuando la fiscal le ha preguntado por el escrito presentado hace unas semanas en el que ya reveló que Correa le dijo haber recibido instrucciones de García Escudero "para que se le adjudicasen obras" a la empresa Constructora Hispánica en Boadilla del Monte.

Durante su declaración en el juicio que celebra la Audiencia Nacional a la trama Gürtel en este municipio, Martín Morales ha ido ratificando, una a una, las confesiones que realizó en ese escrito, donde también afirmó que parte de las comisiones que recibió fueron a parar a gastos de campaña del PP de Boadilla de 2003 y 2007.

Él fue el jefe de campaña en esos años, un cargo que, sin embargo, ha dicho no era formal sino que se lo adjudicó el exalcalde Arturo González Panero, el Albondiguilla, que también se sienta en el banquillo y ha reconocido los hechos.

Según ha expuesto, cuando accedió al cargo de gerente en la Empresa Municipal del Suelo y la vivienda (EMSV), Correa "enseguida" le manifestó que "se debían adjudicar las obras a determinadas empresas bajo la excusa de que ayudaban al partido y de que era conocedor de ello el partido".

"Esto lo indica la casa; esto viene de arriba; esto son órdenes del partido" eran los términos "etéreos" que, según ha explicado, le trasladaba Correa.

Martín Morales ha hablado de empresas como Teconsa o Constructora Hispánica, que resultaron adjudicatarias de obras en el municipio.

Esta última es sobre la que, según su escrito de confesión, Correa le dijo haber recibido instrucciones "de la cúpula del partido, a través de Pío García Escudero (...) para que se le adjudicasen obras (...) en reconocimiento a la financiación de campañas que esta empresa les procuraba".

Más tarde ha comentado que a él se le decía que esas empresas "eran las que había designado el partido en las altas instancias" y ha dicho que, aunque entonces lo creía, ya no porque considera que era "una de las estrategias comerciales de captación de Correa" para cautivar a los "jóvenes del partido".

Sobre Teconsa ha dicho que recibió "todas las adjudicaciones de vivienda pública que hizo la EMSV" porque era "la indicada por Correa porque tenía que ser así".

También ha relatado que en una ocasión se le ordenó ir a las oficinas del grupo Correa a recoger 660.000 euros: 510.000 iban "para la alcaldía" y "150.000" para "pagar todos los actos de campaña" del PP en Boadilla en 2007.

Ha reconocido, no obstante, que "la totalidad de las cantidades" que recibió aquellos años "no fueron a parar al PP" y pudieron acabar en su "entorno patrimonial".

Martín Morales ha dibujado al líder de la Gürtel como alguien que "decidía absolutamente todo de todos" y ha supuesto que le cesaron como gerente de la EMSV en 2003 por instrucciones suyas al no ser "suficientemente útil para la sociedad" de Correa.

Este acusado, para quien la Fiscalía pide 39 años, es uno de los 17 que han confesado su participación en la trama corrupta en Boadilla.