fbpx

Doce detenidos y 209 identificados en una redada contra la explotación laboral en Plaza Elíptica

Doce detenidos y 209 identificados en una redada contra la explotación laboral en Plaza Elíptica

Agentes de la Policía Nacional han llevado a cabo doce detenciones en un operativo contra la explotación laboral de trabajadores centrado en la Plaza Elíptica en el que se ha identificado a 209 personas y se ha inspeccionado doce centros de trabajo de la capital y la región, según han informado fuentes policiales.

El operativo ha sido desarrollado por agentes de Brigada de Extranjería de la Policía Nacional de Madrid, en colaboración con efectivos de la Policía Municipal y efectivos de Inspección de Trabajo, con el objetivo los puntos negros de explotación laboral y contratación irregular de trabajadores en Madrid.

En el marco de esta operación se han llevado a cabo una docena de inspecciones en centros de trabajo ubicados en localidades como Valdemoro, Pinilla del Valle, San Sebastián de los Reyes, Leganés, Villaviciosa de Odón, Boadilla del Monte, Villalbilla, Alcalá de Henares o San Fernando de Henares.

Fruto de la investigación se ha arrestado a doce personas, diez de ellas por delitos relacionados con la Ley de Extranjería y dos por delitos contra los derechos de los trabajadores. Además, se han llevado a cabo 209 identificaciones de trabajadores y contratistas.

La mayoría de los implicados en este operativo son ciudadanos de origen sudamericano y africano que no contaban con antecedentes previos, han indicado las mismas fuentes.

El operativo arrancó antes de la madrugada del día 3 de noviembre en Plaza de Elíptica con un dispositivo de vigilancia para detectar los vehículos que recogen a inmigrantes, la mayoría de ellos en situación irregular, para trasladarles a trabajar a empresas en condiciones normalmente de explotación.

La operación ha recibido el nombre de 'Yakarta' por el bar del mismo nombre donde habitualmente esperan a ser regidos estas personas en la Plaza Elíptica de Madrid, que es desde hace dos décadas el nicho más importante de este tipo de prácticas ilegales.

Hacia el lugar se acercan empresarios, autónomos o particulares que 'contratan' a estas personas por salarios que en muchos casos no llegan a 50 euros la hora por una jornada de trabajo de más de 8 horas en la construcción o en la recogida de frutas o verduras. Todo sin un contrato formal ni, por su puesto, seguro.

"Es gente sin ningún escrúpulo que se aprovechan de la Economía sumergida para aprovecharse de la mano de obra barata. Se trata normalmente de subcontratistas en obras sin mucho control que llegan allí en furgonetas a recoger a inmigrantes para trabajos sin declarar", ha explicado Álvaro Recio, portavoz de FICA UGT Madrid.

Desde el sindicato y otras instancias llevan denunciado esta situación hace más de dos décadas en instancias administrativas y policiales y señalan que, en vez de solucionarse este problema, con el tiempo ha ido a peor y se ha extendido a muchos lugares de la región.