fbpx

Prepara tu piscina para la temporada de invierno

Prepara tu piscina para la temporada de invierno

Tener una piscina durante los meses más calurosos del año es fantástico.

Puedes refrescarte cuando lo desees e invitar a tus familiares y amigos a pasar una tarde contigo. Sin embargo, son muchas las personas que se preguntan qué hacer con el agua de la piscina una vez que el verano se termina. Lo más conveniente es seguir manteniéndola para que, una vez que vuelva el calor, tengas que trabajar lo menos posible para poder disfrutar de ella. Prepara tu piscina para la temporada de invierno con los consejos que te daremos a continuación.

Mantén el agua de la piscina

Hasta hace unos años se creía que lo mejor para el mantenimiento de la piscina era vaciarla durante los meses más fríos. Sin embargo, el agua no le hace daño al vaso, sino todo lo contrario. El agua contribuye a que las paredes del vaso no sufran un cambio brusco y, por lo tanto, su revestimiento dure más tiempo. Asimismo, mantener el agua de la piscina durante el invierno contribuye a cuidar el medioambiente y evita que tengas que volver a llenarla al año siguiente. Sin embargo, debes asegurarte de mantenerla usando un limpiafondos, analizar periódicamente su estado y colocar un cobertor.

Cuida el agua

El primer paso para mantener el agua es hacer una limpieza profunda con el limpiafondos. Esto se debe a que el agua puede acumular muchas partículas que habrá que quitar para que se mantenga durante los meses fríos del año. Además de usar el limpiafondos, revisa todos los filtros de la piscina y límpialos con los productos adecuados para que no quede ningún residuo incrustado en ellos. Por último, revisa el estado del agua y aplica un invernador, que es un producto diseñado específicamente para cuidar el agua en esta temporada. Los expertos recomiendan utilizar este producto varias veces durante el invierno, ya que las condiciones del frío y las bajas temperaturas pueden afectar al agua.

Utiliza un cobertor

Finalmente, para mantener el agua durante el invierno, utiliza cubiertas para piscinas. Estos protectores tienen dos funciones: por un lado, evitan que el agua sufra alteraciones químicas y, por otro, ofrecen una medida extra de seguridad frente a posibles accidentes. La principal ventaja de las cubiertas es que existen muchos tipos diferentes, para adecuarse a tus preferencias. Puedes utilizar un cobertor de poliéster y PVC o cubiertas de grandes dimensiones que permanecen fijas para proteger tu piscina durante todo el año. La principal ventaja de estos cobertores es que algunos te permiten, incluso, disfrutar de tu piscina en el invierno.

¿Quieres preparar tu piscina para la temporada de invierno? Pues, lo primero que debes hacer es mantener el agua para que los revestimientos no sufran ningún daño. Realiza una limpieza profunda con un limpiafondos, revisa los filtros y utiliza un invernador para mantener las condiciones del agua. Para que el mantenimiento sea completo, coloca una cubierta que tape la piscina y evite las alteraciones químicas de este elemento. Ten en cuenta, además, que algunos cobertores fijos te permiten, incluso, utilizar tu piscina durante el invierno.