fbpx

Cinco hospitales públicos madrileños, galardonados con el Patuco de Honor

Cinco hospitales públicos madrileños, galardonados con el Patuco de Honor

Cinco hospitales públicos de la Comunidad de Madrid han sido reconocidos con el Patuco de Honor, una distinción otorgada por la Asociación de Padres de Niños Prematuros (APREM) por la labor que desarrollan sus profesionales en la atención y cuidados a estos bebés y a sus familias.

En concreto, los cinco hospitales reconocidos en esta novena edición han sido el Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares), Severo Ochoa (Leganés), Clínico San Carlos (Madrid), Infanta Leonor (Vallecas) e Infanta Cristina (Parla), destaca el Gobierno Regional en una nota.

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha asistido este martes al acto de entrega, celebrado en el Hospital Severo Ochoa de Leganés con motivo del Día Mundial de la Prematuridad, que fue establecido por la 'European Foundation for the Care of Newborn Infants (EFCNI)' y otras entidades europeas en 2008.

A la ceremonia también han asistido el presidente de la Sociedad Española de Neonatología, Manuel Sánchez Luna, y la presidenta de APREM, Concepción Gómez Esteban, en representación de esta entidad, la primera asociación de este ámbito que se creó en España y sigue siendo la más numerosa.

APREM fue fundada en 1999 por padres con hijos hospitalizados por prematuridad como grupo de autoapoyo y que actualmente se constituye como una asociación multidisciplinar con objeto de dar apoyo y recomendaciones para contribuir a que los niños prematuros se desarrollen de forma sana, equilibrada y alegre.

Asimismo, la Asociación pretende servir de apoyo y proporcionar orientación a los padres y madres de estos niños facilitándoles, en la medida de lo posible, soporte moral y consejos basados en la experiencia de los padres que ya han pasado por una situación similar.

Cada año nacen en el mundo unos 15 millones de niños antes de llegar a término -es decir, más de uno de cada diez nacimientos- y aproximadamente un millón de ellos mueren cada año debido a complicaciones en el parto, además de que muchos de los que sobreviven sufren algún tipo de discapacidad de por vida.

En España, según los últimos datos publicados por el INE de 2018, los cifra estaba en 24.235, lo que representa el 7 % del total de nacidos vivos.