fbpx

Aemet sitúa en 1% la probabilidad de otra borrasca como 'Filomena' en 2022

Aemet sitúa en 1% la probabilidad de otra borrasca como 'Filomena' en 2022

Madrid, 16 nov.- La probabilidad de que el año próximo se repita una borrasca de la magnitud de 'Filomena' es "muy baja, de alrededor del 1 por ciento", según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que recuerda que estos "fenómenos extremos" se producen "cada mucho tiempo" y "de manera extraordinaria".

"Aunque es imposible predecir a largo plazo un episodio extremo como 'Filomena', las borrascas de esas características son muy poco probables y se calcula que su período de retorno es de aproximadamente unos 100 años", ha indicado el meteorólogo de la Aemet Rubén del Campo.

Por ahora no se puede descartar "con rotundidad" que España esté a salvo de una nueva 'Filomena' en lo que queda de otoño y durante el próximo invierno, pero Del Campo ha insistido en que se trata de un fenómeno meteorológico extraordinario y "sin precedentes en el último siglo, al menos en la zona centro de España".

En cuanto a la previsión estacional, hasta finales de enero de 2022 la Aemet pronostica que las temperaturas serán mas altas de lo normal en la mayor parte de España, en especial en la vertiente mediterránea, sin que por ahora se pueda precisar si los próximos meses "serán más secos o más lluviosos de lo normal" en esta época.

De momento, la próxima semana se espera un cambio importante del tiempo que podría traer viento frío del norte y una posible DANA (depresión en niveles altos de la atmósfera) a partir del domingo 21.

Los pronósticos señalan que durante la primera mitad de la próxima semana esta DANA dejará lluvias abundantes en el tercio norte peninsular, Baleares y zonas levantinas, y nevadas que podrían afectar a muchas zonas altas peninsulares y de la Meseta Norte.

Sin embargo, se descarta que este episodio de frío invernal llegue a alcanzar los dimensiones de 'Filomena', la potente borrasca que a principios de año azotó sobre todo al centro peninsular con un alcance que llevó al Gobierno a aprobar a declaración de zona catastrófica en las comunidades de Madrid, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Andalucía, Asturias, Aragón, La Rioja y Navarra.