fbpx

El PP se une al rechazo de los sindicatos policiales a derogar la ley mordaza

El PP se une al rechazo de los sindicatos policiales a derogar la ley mordaza

El Partido Popular secundará las protestas de sindicatos policiales y de la Guardia Civil contra la derogación de la ley de seguridad ciudadana, popularmente conocida como ley mordaza, al entender que los agentes van a quedar desprotegidos ante una reforma "sectaria" por parte del Gobierno de Pedro Sánchez.

El líder del PP, Pablo Casado, se reunirá este martes con representantes de la Policía Nacional y la Guardia Civil y los populares estarán presentes en protestas como la del próximo 27 de noviembre en Madrid, según ha anunciado el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, en rueda de prensa.

Montesinos, que ha comparecido tras el comité de dirección del PP, ha acusado al Ejecutivo de desproteger a las fuerzas y cuerpos de seguridad "por sectarismo y radicalidad" y ha recalcado que los agentes tendrán a su lado al PP y que cuando vuelvan al Gobierno tomarán medidas para volver a poner en marcha la ley.

Los populares no han detallado qué aspectos de la reforma legislativa van a suponer desprotección y han remitido al encuentro de Casado mañana.

El PP ha acusado además al Gobierno de vetar con su rodillo el debate sobre las enmiendas populares al presupuesto, que buscaban una rebaja fiscal de 10.000 millones de euros o reducir en 9.000 millones el recibo de la luz.

Cree el principal partido de la oposición que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mira para otro lado ante problemas como el precio de la electricidad o del suministro de gas, mientras imita al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero y habla de "brotes verdes" que no existen y de previsiones económicas que "no se cree nadie".

Montesinos se ha preguntado qué va a hacer Sánchez cuando se confirme que "mintió" al comprometerse a que al final de año los españoles pagarían lo mismo por el recibo eléctrico que en 2018, si va a pedir perdón o va a hacer como cuando dijo que no pactaría con EH Bildu o que no sentaría a Podemos en el Consejo de Ministros.

Sobre el término "aquelarre", usado por Casado para criticar el acto de la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, junto a otras dirigentes políticas en Valencia, Montesinos ha dicho que fue la expresión usada por una de sus protagonistas y que nadie pone en duda que basan su política en "elementos radicales".

El PP ha apuntado que no le preocupa ese acto y que si a alguien preocupa es a Sánchez, "que teme que le quieran mover la silla". "No solo le monta jaleo diario en el Consejo de Ministros sino que ahora le pretende adelantar en las encuestas (...) Quien tiene algo de miedo y se le nota es al presidente del Gobierno.