fbpx

Martínez-Almeida le pide a Vox que no se haga un "autocordón" al negociar los presupuestos

Martínez-Almeida le pide a Vox que no se haga un "autocordón" al negociar los presupuestos

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha insistido este lunes en apuntar a Vox como socio preferente para negociar los presupuestos municipales, y le ha pedido que no se haga "un 'autocordón' sanitario" negándose a sentarse con el Gobierno del PP y Cs.

Así lo ha declarado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno extraordinaria en la que se han aprobado inicialmente los presupuestos del Ayuntamiento para 2022, que ascienden a 5.481 millones de euros, un 8 % más que en el presente año.

El PP y Cs gobiernan la capital en minoría, por lo que necesitarán el apoyo de al menos uno de los restantes grupos municipales (Más Madrid, PSOE, Vox y grupo mixto) para sacar adelante los terceros presupuestos del mandato.

En 2019, un error de cálculo de Más Madrid permitió que las cuentas fueran aprobadas con la mera abstención de Vox, mientras que en 2020 el partido que en Madrid lidera Javier Ortega Smith pactó los presupuestos con el Gobierno.

Sin embargo, la negociación no llega en el mejor momento de la relación entre Almeida y Vox, que se oponía a la reforma de la ordenanza de movilidad sostenible aprobada en septiembre, para la cual el alcalde tuvo que recurrir al respaldo del recién constituido grupo mixto.

Pero pese a todo Almeida no entendería "una negativa frontal y tajante" de Vox, con quien apuesta por repetir pacto presupuestario, y ha sostenido que, si bien rechaza que la izquierda pueda plantearse hacer un "cordón sanitario" al grupo de Ortega Smith, tampoco puede ser este quien "se coloque en esa situación".

Almeida ha rogado a los grupos de la izquierda "que no se precipiten" y "miren sin anteojeras" las cuentas, pues considera que cualquiera "podría estar en condiciones" de apoyarlas, y ha recordado que en ocasiones anteriores el Gobierno aceptó enmiendas parciales presentadas por la izquierda.

No obstante, ha recalcado que, "atendiendo a los antecedentes", y teniendo en cuenta que los presupuestos profundizan en cuestiones como las rebajas impositivas (una "línea roja" para el regidor), "parece lógico y razonable que Vox tenga una mayor capacidad de llegar a un acuerdo".

Por su parte, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha apuntado que "cualquier grupo que lo mire con honestidad va a ver cosas buenas", y confía en que las aportaciones de la oposición permitan "incorporar mejoras".