fbpx

La decimosexta edición de Suma Falmenca congregó a 11.596 espectadores, con una ocupación del 93%

La decimosexta edición de Suma Falmenca congregó a 11.596 espectadores, con una ocupación del 93%

Un total de 1.236 espectadores acudieron a las cuatro galas de Suma Flamenca Joven

La decimosexta edición del festival flamenco de la Comunidad de Madrid, Suma Flamenca, atrajo entre el 19 de octubre y el 7 de noviembre a 11.596 espectadores, que "prácticamente llenaron los aforos establecidos" por la organización, concretamente coparon el 93%.

Según ha destacado el Ejecutivo regional, a ello hay que sumar los espectadores de las cuatro galas de Suma Flamenca Joven, preludio, en septiembre, de Suma Flamenca, a las que asistieron 1.236 espectadores.

En concreto, en Teatros del Canal sus dieciocho actuaciones fueron seguidas por 7.778 espectadores, lo que representa una ocupación del 93,38% sobre un aforo disponible de 8.329 asientos.

Los llenos se produjeron en las actuaciones de José Mercé y Farruquito en el espacio de mayor capacidad de Teatros del Canal, la Sala Roja, y las de Caminero y David Virelles en el de menor capacidad, la Sala Negra.

Artistas como Israel Fernández, Pansequito y Aurora Vargas e Israel Galván casi llenaron pues sus aforos rebasaron el 99 por ciento de ocupación.

En otros espacios de Madrid (Sala Cuarta Pared, Teatro Fernando de Rojas del Círculo de Bellas Artes, los centros culturales Francisco Rabal y Pilar Miró) y de la Comunidad (en San Lorenzo de El Escorial, El Paular y La Cabrera) la asistencia fue de 7.778 espectadores.

Respecto a Suma Flamenca Joven el porcentaje de ocupación de sus galas, en cada una de las cuales participaron tres artistas, llegó al 87,52% de ocupación en la Sala Verde de Teatros del Canal. El concierto más visto, con un 94,99% de ocupación y 360 espectadores fue el que protagonizaron Yerai Cortés, El Purili y Estela Alonso.

Suma Flamenca prepara ya su próxima edición, para la que ha elegido el lema 'Madrid Flamenco'. El objetivo es convertirse en "lugar de encuentro" de artistas flamencos andaluces, españoles en general y hermanos de otras latitudes que plasmarán sobre el escenario el mapa actual del "planeta flamenco".

Según ha explicado el director de Suma Flamenca, Antonio Benamargo, "Madrid, como centro geográfico y capital de España, a lo largo de su historia ha sabido captar todo aquello que representase una manifestación artística, actuando como agente catalizador".

"El flamenco como elemento artístico a desarrollar, inclusive dentro de una minoría en la "prehistoria flamenca", encontró siempre en Madrid", según Benamargo, "su ambiente especial debido principalmente a una predisposición psicológica que hace compatible el carácter del majo madrileño de los sainetes del siglo XVIII con el jaque andaluz, afinidades que se prolongan en el siglo XIX".

Además, ha subrayado el director de Suma Flamenca, en Madrid se produjo "una favorable aclimatación andaluza". "El costumbrismo madrileño del siglo XIX es abundante en ambientes populares, cafés, mesones, romerías y festejos, donde lo andaluz y lo madrileño aparecen compartidos e identificados dentro del más puro casticismo. En 1866 estuvo en Madrid cantando en el Café de la Bolsa, sito en la calle Barquillo, 7, el gran Silverio Franconetti, maestro de don Antonio Chacón y referencia imprescindible de la historia del cante flamenco", ha insistido.

Para Benamargo, "Madrid ha jugado un importante papel en la historia, aceptación y divulgación del flamenco". En este sentido ha recalcado que la nómina de artistas (especialmente del baile y la guitarra) y de cafés cantantes y posteriores tablaos es muy superior al de la mayoría de las capitales de Andalucía. "No parece exagerada la consideración popular de Madrid como la novena provincia andaluza", ha concluido.