fbpx

Carballedo dice que no va a dimitir por lo ocurrido en la Asamblea

Carballedo dice que no va a dimitir por lo ocurrido en la Asamblea

La presidenta de la Asamblea de Madrid, María Eugenia Carballedo, ha asegurado este viernes que "en absoluto" va a dimitir como pidieron ayer los grupos parlamentarios de la izquierda tras abandonar el hemiciclo regional junto con Vox por la expulsión de una diputada del PSOE por aludir en el debate al hermano de Isabel Díaz Ayuso.

En declaraciones antes de un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, la presidenta de la Cámara madrileña ha asegurado que respeta la opinión de los partidos de la izquierda, pero ha recordado que los diputados tienen "derechos y privilegios, como la inviolabilidad" pero también "deberes".

"Yo soy la presidenta de la Cámara y tengo que velar por el decoro de la institución y los diputados tienen que respetar el orden en la Asamblea, la buena marcha en los debates y, por supuesto, acomodar su conducta a las reglas de la cortesía parlamentaria. Un mínimo de respeto al adversario", ha aseverado.

Ha asegurado que es "la primera vez" en sus diez años como diputada en la Asamblea que ve una "imputación de este calibre y tan directa", algo que no pasó, a su juicio, durante el bronco debate durante la comparecencia del consejero de Economía, Javier Fernández-Lasquetty.

"Nunca se había imputado un delito al entorno de un diputado y esto es una novedad muy grave", ha defendido Carballedo, que ha reiterado que hay que cumplir el reglamento, su deber es hacer que se cumpla y no cejará en hacerlo.

"Desde la bancada de la izquierda insultan con total naturalidad. Cuando a ellos se le ha dicho algo que les ha incomodado, y estoy pensando en el pleno pasado, yo le di turno de alusiones a la portavoz de Más Madrid (Mónica García) y tuve que expulsar a una diputada de Unidas Podemos porque no dejaba intervenir a la portavoz de Vox, Rocío Monasterio", ha argumentado.

Por su parte, el consejero madrileño de Economía, Hacienda y Empleo, Javier Fernández-Lasquetty, ha confesado que ayer le sorprendió ver a Vox salir del Pleno al mismo tiempo que los grupos de la izquierda.

Ha dicho que en el Pleno de ayer la presidenta de la Asamblea hizo lo que su obligación y su responsabilidad le señalaban y se vivió "un caso más de qué mal pierde la izquierda en España", algo que, a su juicio, no pasa en otros lugares del mundo como Alemania, Italia o el Reino Unido.

Para Lasquetty, dentro de la izquierda española, la madrileña es la más bronca y la que peor pierde.

"Ayer, tenían un debate completamente perdido (...) y como en el fútbol malo cuando ves que en el minuto 89 el partido te ha ido desastroso atizas un patadón a lo primero que ves para ver si así el árbitro tiene que intervenir, se monta la bronca mundial y la noticia no es qué mal lo hicieron, sino que la noticia es qué bronca hubo. Tenemos una izquierda que no juega limpio. Es una desgracia para España", ha opinado el consejero de Economía.

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha opinado al respecto que las afirmaciones "sin el más mínimo indicio de prueba" de la diputada socialista Carmen López fueron "completamente desafortunadas", y ha pedido a los grupos parlamentarios "respetar las normas y la cortesía parlamentaria".