fbpx

Ayuso y Almeida comieron juntos en medio de la batalla del PP madrileño

Ayuso y Almeida comieron juntos en medio de la batalla del PP madrileño

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, mantuvieron el pasado jueves una comida en medio de la batalla por el control del PP madrileño, que también ha llevado a Díaz Ayuso a chocar con la dirección nacional del PP.

Esta comida, que confirman tanto fuentes de la Comunidad como del Ayuntamiento, se produjo en la Real Casa de Correos, sede de la Presidencia autonómica. Génova estaba al tanto del encuentro y ambos equipos enmarcan el almuerzo en los que los dirigentes madrileños comparten de forma habitual desde 2019.

Difieren sin embargo en los temas abordados. Según indican fuentes municipales, dado el contexto en el que se produjo la comida, Díaz Ayuso y Martínez-Almeida sí conversaron acerca de la situación del partido y el regidor apostó ante la presidenta madrileña por una tercera vía, donde ninguno de ellos, si no un tercero, presida la formación.

Una tercera vía por la que también ha apostado Génova y que, según recalcan en el Consistorio, el alcalde ha defendido siempre, en público y en privado. Aunque en público, Martínez-Almeida mantuvo esta posición hasta que Díaz Ayuso anunció su candidatura, cuando pasó a señalar que explicará su posición cuando se convoque el congreso.

En la Puerta del Sol, sostienen en cambio que no se habló de terceras vías y tampoco de listas al próximo congreso regional, sino únicamente acerca de "unidad y proyectos conjuntos" en un encuentro habitual con "normalidad y amistad" entre ambos.

Un día después de esta comida, Díaz Ayuso y Martínez-Almeida volvieron a coincidir en la reunión del PP madrileño, donde la presidenta madrileña anunció formalmente a sus compañeros que presentará a candidatura para presidir el partido en la región.

Tras la reunión, los afines a Ayuso y la dirección del PP madrileño ofrecieron también versiones contrapuestas del debate que se vivió a puerta cerrada. Mientras los cercanos a la presidenta sostuvieron que una mayoría respaldó la petición de adelantar el congreso, el PP madrileño, encabezado por Pío García-Escudero, habló primero de un porcentaje importante y después de equilibrio entre las posturas.

Entretanto, Díaz Ayuso no se ha movido de su posición pese a la falta de respaldo de Génova, mientras que la brecha entre la presidenta y la dirección de Pablo Casado se ha agravado en los últimos días, lo que ha llevado a que crezcan las especulaciones sobre que el partido pueda llegar a unas primarias donde el único con músculo para competir contra la presidenta es Martínez-Almeida.