fbpx

Un juez archiva una denuncia de una menor "conflictiva" contra su padrastro por abuso sexual ante la falta de indicios

Un juez archiva una denuncia de una menor "conflictiva" contra su padrastro por abuso sexual ante la falta de indicios

El Juzgado de Instrucción número 1 de Majadahonda ha archivado una denuncia interpuesta por una menor contra la pareja de su madre por un delito de abuso sexual debido a la falta de indicios que sustenten la acusación.

En la resolución, a la que tuvo acceso Europa Press, el juez instructor considera que "de la instrucción practicada no han resultado indicios racionales de haberse perpetrado el hecho denunciado".

En esta línea, recalca que existen "únicamente versiones contradictorias sin que pueda darse una mayor credibilidad a la declaración de la perjudicada, que no ha sido corroborada por otra de las múltiples diligencias realizadas".

El 31 de enero de 2019, la supuesto víctima interponía una denuncia contra la pareja de su madre en la comisaría de Majadahonda. La menor declaraba haber sufrido abusos sexuales por parte de la pareja de su madre desde que tenía 11 años hasta que cumplió los 15, cuando según la denunciante cesaron los abusos, lo que se correspondería entre los años 2011 al 2014.

Durante ese tiempo la mujer, mayor de edad en el momento de la denuncia, no le comentó a nadie la actitud de su padrastro, el cual según la presunta víctima aprovechaba las ausencias de su madre para tocarle el pecho, meterse en su cama obligándola a realizar felaciones, desnudarla y tocarla.

NUEVE AÑOS DESPUÉS

La defensa del acusado, del despacho Ospina Abogados, puso en duda la denuncia al interponerse nueve años más tarde del supuesto primer abuso en un marco de conflictividad familiar donde consideran damnificado al acusado.

La madre de la denunciante declaraba "no haber observado ningún abuso" añadiendo que "le parecen imposibles porque nunca estaban solos", además la madre resaltó que su hija es "conflictiva" motivo por el cual desde hacía dos años no se hablaba con ella, consecuencia por la cual la denunciante se fue a vivir con su padre biológico.

En cuanto al padre de la denunciante declaraba "no conocer nada de los hechos hasta que se lo contara su hija en 2018" animada tras acudir a un psicólogo pagado por la abuela.

UNOS ANTECEDENTES DE DENUNCIA SOSPECHOSOS

Los servicios sociales, a instancia de la menor, iniciaron en 2011 un expediente por sospecha de abusos sexuales, sin embargo la investigación se cerró el 17 de julio de 2012 en coordinación con El Centro de Intervención en Abuso Sexual Infantil (CIASI) ya que no se detectaron indicadores de abuso.

Según la defensa, a los investigados les llamó la atención que en su declaración la entonces menor refiere que desde que el denunciado entró en la vida de su madre esta habría cambiado mucho, perdiendo relación con ella y su familia.

Indicios que para la defensa manifestaban el motivo real de esta nueva denuncia, que en ningún caso pasa por la existencia de un abuso sexual.