fbpx

El local de Chamartín donde bebían menores fue desalojado dos noches y un chico acabó ingresado en el hospital

El local de Chamartín donde bebían menores fue desalojado dos noches y un chico acabó ingresado en el hospital

La Policía Municipal de Madrid desalojó el pasado fin de semana en dos noches consecutivas (sábado y domingo) un local situado en el distrito de Chamartín con motivo de la celebración de diversas fiestas de Halloween, donde fueron desalojadas en total 115 personas.

Las fiestas fueron organizadas vía WhatsApp convocando a los jóvenes a asistir disfrazados. Los asistentes, llegados de diversos barrios de Madrid y de municipios como Pozuelo de Alarcón, llegaron a pagar 15 euros por entrada con dos copas incluidas.

En detalle, la noche del sábado se encontraban 41 menores en el interior celebrando una fiesta en la que se permitía el consumo de alcohol y se excedía el aforo, teniendo que ser desalojados y haciéndose cargo de los mismos sus tutores y/o padres.

En la noche del domingo, Halloween, se repitió dicha situación celebrándose de nuevo una fiesta de idénticas características con un total de 73 menores en el interior. En esta ocasión un menor tuvo que ser asistido por Samur-Protección Civil por una intoxicación etílica, teniendo que ser trasladado a un centro hospitalario.

Como consecuencia se realizó inspección al establecimiento en materia de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas (LEPAR) al incurrir en la comisión de una falta muy grave por venta y consumo de alcohol a menores en el interior del local y por la presencia de menores donde tienen prohibida la entrada.

En ambas noches intervinieron Agentes de la Sección de Inspección y Evaluación de Servicios (SIES), la Unidad de Protección Ciudadana Nocturna, la sección canina y los agentes tutores del distrito de Chamartín y de la UAPMMM.