fbpx

Martínez-Almeida asegura que acatará la decisión judicial sobre los pisos de la EMVS y pide que se deje a los jueces trabajar con independencia

Martínez-Almeida asegura que acatará la decisión judicial sobre los pisos de la EMVS y pide que se deje a los jueces trabajar con independencia

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, respetará y acatará la decisión judicial que se tome en torno a la venta de pisos de la EMVS a un fondo de inversión y ha pedido que se deje a los jueces trabajar con independencia.

El primer edil ha pedido desde Villaverde, donde ha presentado los nuevos recursos de limpieza, que el juicio se celebre con la independencia judicial propia de jueces y magistrados y que después se asumirá la resolución.

"El trabajo le corresponde a los jueces encargados de juzgar la situación. Como alcalde me corresponde respetar la decisión judicial y acatar la resolución", ha insistido.

Los afectados por la venta de 1.860 viviendas sociales de la Empresa Municipal de la vivienda y Suelo (EMVS), repartidas en 18 promociones, al fondo de inversión Blackstone esperan que "por fin" se haga justicia después de ocho años desde que "una decisión" de la exalcaldesa de Madrid Ana Botella truncara la vida de muchas familias y el patrimonio de la ciudad de Madrid, saliendo cada piso por un precio medio de 69.000 euros.

Por esa operación, estaba previsto que hoy se sentaran en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial de Madrid Fermín Oslé Uranga, exconsejero delegado de la EMVS, y Alfonso Benavides Grases, antiguo apoderado de Fidere Vivienda --sociedad de inversión inmobiliaria del fondo Blackstone--.