fbpx

Monasterio advierte que no quiere un Presupuesto mayor para "el bienestar político"

Monasterio advierte que no quiere un Presupuesto mayor para "el bienestar político"

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha indicado este jueves que no quiere unos Presupuestos regionales mayores para "el bienestar de los políticos" y ha insistido en que la Comunidad de Madrid "por vergüenza torera" debería ceder en su exigencia de derogar las leyes LGTBI de la región.

"Tenemos que redirigir esos recursos a lo que de verdad importa, no cada vez para hacer un Presupuesto mayor dedicado al bienestar de los políticos. Nosotros estamos acostumbrados a negociar y cuando uno negocia tienen que ceder las dos partes y llegar a un acuerdo. Haremos todo lo posible por que salgan esos Presupuestos con los votos de Vox porque lo necesitan", ha expuesto Monasterio en una entrevista con 'Onda Madrid', .

Sobre si estaría abierta a modificar y reformar estas leyes pero sin derogarlas, la líder de Vox en Madrid ha insistido en que están dispuestos "a ceder en cosas" pero considera que estas normativas son "una barbaridad jurídica porque no respetan la presunción de inocencia", además de que cualquier persona puede "adoctrinar" a los niños en los colegios porque "no se les pide ni un papel ni formación".

A su juicio, no pueden hablar de "autodeterminación por encima de la biología, ni decir que solo existe el género". "Es la ley de Irene Montero, pero que la haya aprobado el PP en 2016 es un escándalo. Tienen que estar dispuestos a ceder por un tema de vergüenza torera. Tienen que respetar los principios básicos de presunción de inocencia y que existe el sexo y no el género (...) Demuestren señores del PP que están dispuestos a ganar la batalla ideológica", ha lanzado.

En cuanto a si contempla la posibilidad de que en su grupo se produzcan cuatro abstenciones en la votación de las cuentas autonómicas, Monasterio ha dejado claro que los de Vox o están "de acuerdo todos o no lo están". Por ello, si aceptan sus enmiendas se abstendrán todos o votarán a favor todos, pero lo que tienen que hacer en el Gobierno Regional, a su parecer, es "un ejercicio serio de redirigir el gasto a lo que de verdad importa y seguir las líneas rojas de las familias".