fbpx

Almeida pide una "solución inmediata" para que los ayuntamientos cobren la plusvalía

Almeida pide una "solución inmediata" para que los ayuntamientos cobren la plusvalía

Barcelona, 27 oct.- El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha pedido este miércoles al Gobierno que plantee una "solución inmediata" para que los ayuntamientos no pierdan los ingresos derivados de la plusvalía municipal, que ha defendido que son imprescindibles para sufragar los servicios públicos.

"No podemos correr el peligro de que, con la situación económica y social que vamos a tener en 2022, los ayuntamientos no podamos cumplir con nuestras obligaciones", ha avisado el dirigente popular en declaraciones a los medios tras dar un paseo por Barcelona con el portavoz del PP en la capital catalana, Josep Bou.

El Tribunal Constitucional ha anulado varios aspectos del cálculo del impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, conocido como plusvalía, ya que estos determinan actualmente que siempre se ha producido una revalorización aunque en realidad no haya existido.

A la espera de conocer el contenido completo de la sentencia, la ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, aseguró que el Ministerio de Hacienda trabaja ya en una nueva redacción de la plusvalía municipal para dotar de seguridad jurídica a contribuyentes y entidades locales.

Para Almeida, hacen falta "menos palabras y más hechos" por parte del Gobierno, al que acusa de falta de previsión en un asunto que afecta a todos los gobiernos municipales, sean del color que sean.

El alcalde de Madrid ha destacado la incertidumbre a que se enfrentan los ayuntamientos, que estaban preparando sus presupuestos para el año que viene contando con unos ingresos por plusvalía que ahora no saben si llegarán.

Además, ha advertido del riesgo de que se produzca una avalancha de reclamaciones por parte de los contribuyentes tras el fallo del Alto Tribunal.

Aunque ha pedido esperar a conocer los detalles del mismo antes de hacer pronósticos, ha apuntado: "Es obvio que los ciudadanos van a plantear reclamaciones, como por otra parte es lógico y razonable, que pueden quebrantar aún más la situación de los ayuntamientos. Ya no es solo lo que dejemos de ingresar, sino lo que tengamos que devolver a los ciudadanos que legítimamente lo reclamen".