fbpx

El 38% de las familias españolas redujo su ahorro por la COVID-19

El 38% de las familias españolas redujo su ahorro por la COVID-19

El informe revela que el 80 % de los hogares que cuentan con educación financiera básica dedica ingresos al ahorro, algo que sólo pueden hacer el 40 % de las familias no capacitadas financieramente-.

En la capacidad de ahorro de las familias, indica el documento, repercute el nivel socio-económico y el ciclo vital, factores "influyentes pero no determinantes", y existen además diferencias entre las distintas regiones: Andalucía y Canarias son las comunidades autónomas donde menos se ahorra.

En cuanto a los motivos que impulsan a las familias a ahorrar, un 40 % de los encuestados destina parte de sus ingresos al ahorro por precaución.

La directora de la Fundación Mutualidad de la Abogacía, Blanca Narváez, explica que "el ahorro precautorio de los hogares es un pilar indiscutible del estado del bienestar, ya que es el único que puede proteger la salud financiera de las familias ante crisis económicas y otros acontecimientos negativos imprevistos".

Por lo que respecta a la educación financiera, un 20 % de las familias encuestadas considera que tiene conocimientos económico-financieros básicos a pesar de que no los tiene, y un 25 % asegura conocer los activos de inversión aunque en la práctica no es así.

En cuanto a las perspectivas de futuro que barajan las familias españolas en términos de ahorro precautorio-consumo, entre un 60 % y un 70 % de los encuestados no espera cambiar su comportamiento con respecto al previo a la crisis.

El resto prefiere reducir gastos y consumo, un comportamiento que, según la directora del Observatorio y profesora de IE University, Laura Núñez, hace pensar que "en el futuro inmediato se producirá un consumo más responsable, y las tasas de ahorro serán superiores a los valores mínimos que registramos en los años previos a esta crisis".

No obstante, añade Núñez, dada la caída tan pronunciada del consumo que se produjo en 2020, de un 12,4 %, muy superior a la del PIB (10,8 %) el consumo registrará también un crecimiento significativo a medida que la situación se normalice, añade.