fbpx

Almeida ratifica que no hará "nada" en la línea de la nueva Ley de Vivienda

Almeida ratifica que no hará "nada" en la línea de la nueva Ley de Vivienda

Madrid, 26 oct.- El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha ratificado este martes que no piensa hacer "nada" en la línea "de las políticas establecidas por el Gobierno nacional" en la nueva Ley por el Derecho a la vivienda, pues considera que son "profundamente equivocadas" y no solucionarán la problemática.

En cambio, ha dicho, hará "todo lo posible" por bajar los precios del sector, pero con medidas "más eficaces", como son, a su juicio, las que propugna su partido.

En declaraciones a los medios durante el pleno del Ayuntamiento, Almeida ha defendido que su Gobierno ha aumentado "en un 40 %" el parque de vivienda social de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS), ha sacado a licitación la cesión de terrenos municipales para construir 2.500 pisos y ha adquirido, a través de la EMVS, 140 viviendas.

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el anteproyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda, que prevé la declaración de zonas de mercado residencial tensionado y la limitación en ellas del precio de los alquileres a los grandes tenedores, así como una subida máxima del 10 % al resto de arrendadores.

Para sacar al mercado viviendas vacías, la ley da la posibilidad a los ayuntamientos de aplicar un recargo de hasta el 150 % de la cuota líquida del IBI a las que estén desocupadas sin justificación durante más de dos años, una medida que Madrid no aplicará, según ha confirmado el Ayuntamiento.

Por otro lado, el pleno de Cibeles ha aprobado este martes una proposición de Vox, respaldada por el PP y Cs, por la que el Ayuntamiento se compromete a usar "todas las herramientas disponibles para no aplicar las medidas contra la propiedad privada que tiene previsto aprobar el Gobierno".

"Es el mayor ejercicio de trilerismo 'sanchista' que hemos visto en mucho tiempo", ha opinado el delegado de Desarrollo Urbano del Ayuntamiento, Mariano Fuentes (Cs), quien ha descrito el anteproyecto de ley como una "maldad populista" que aboga por el colectivismo "al más puro estilo del manifiesto comunista", y derivará en "una república bananera donde la seguridad jurídica no existe".

El delegado de Vivienda, Álvaro González, ha coincidido en censurar el "ataque a la libertad privada" que observa en el texto, mientras que el edil de Vox Pedro Fernández ha acusado al Gobierno de Pedro Sánchez de promover medidas "al mejor estilo chavista".

En cambio, el concejal de Más Madrid Paco Pérez considera que la ley es "bastante tímida", puesto que, por ejemplo, el recargo del IBI afectará a 16.500 viviendas en manos de 2.700 propietarios, y ha recordado que siete países de la Unión Europea ya graban las viviendas vacías.

El socialista Pedro Barrero ha criticado el "oportunismo político de Vox", que "se reúne con los fondos de inversión a rendirles pleitesía", y ha subrayado que la proposición "es una oda a la insumisón".

Y el concejal del grupo mixto José Manuel Calvo ha reprochado a la derecha que defienda a los "grandes tenedores" y olvide que la propia Constitución subordina al interés general "toda la riqueza del país".