fbpx

Siete años de ingreso psquiátrico por intentar matar a una anciana en un hospital

Siete años de ingreso psquiátrico por intentar matar a una anciana en un hospital

La Audiencia Provincial de Madrid ha ordenado el ingreso en un psiquiátrico penitenciario por un tiempo máximo de siete años al trabajador del Hospital Fundación Alcorcón que en 2019 intentó matar a una paciente anciana, aunque le absuelve del delito de tentativa de homicidio al eximirle plenamente por su esquizofrenia.

La Sección 17 de la audiencia madrileña ha hecho pública la sentencia sobre Juan José F.G., que fue juzgado el pasado mes de septiembre por tratar de asfixiar a una anciana de 82 años con una almohada en el hospital donde trabajaba en la lavandería y para el que la Fiscalía pedía 16 años de prisión por un delito de asesinato en grado de tentativa con agravante de reincidencia y eximente incompleta de alteración psíquica.

La sentencia no entra en la responsabilidad criminal del acusado, al que absuelve de este delito de homicidio en grado de tentativa por concurrir en él la circunstancia eximente plena de anomalía psíquica, ya que padece esquizofrenia, y la atenuante de reparación del daño.

No obstante acuerda que quede sometido a la medida seguridad de internamiento por el que deberá permanecer en un centro psiquiátrico de Instituciones Penitenciarias, por el momento de régimen cerrado, sin que pueda abandonarlo sin permiso del Tribunal, sin perjuicio de que esta medida sea modificada si mejora su evolución.

Una vez concluya esta medida, deberá someterse a seis años de libertad vigilada con la obligación de seguir un tratamiento médico periódico para la supervisión de su enfermedad, y además no podrá acercarse a la agredida a menos de 500 metros ni comunicarse con ella.

La Sala le condena a indemnizar a la víctima con 1.750 euros y considera responsable civil subsidiaria a Ilunion Lavendería S.A., que es la empresa a través de la cual prestaba el servicio.

No es la primera vez que el procesado, que sufre esquizofrenia paranoide, se enfrenta a un internamiento psiquiátrico, ya que en 1999 ya fue condenado a 20 años de régimen similar por matar a finales de 1997 a dos personas, una anciana en el hospital Clínico de Madrid y a continuación a un preso en la cárcel madrileña de Carabanchel.

En el momento de los hechos por los que ha sido juzgado ahora, el procesado estaba trabajando como operador de maquinas de lavandería y tintorería para la empresa Ilunion Lavanderías, en la que llevaba contratado desde 2007.

Según relata la sentencia, el día 26 de octubre de 2019 a las 7:30 horas, Juan José G. se dirigió a la habitación donde se encontraba la víctima -de 82 años e ingresada para someterse a una operación de cadera- y "con intención de acabar con su vida", le colocó una almohada en la cabeza, apretando con fuerza.

Fue sorprendido por dos enfermeras que acudieron a la habitación al escuchar los gritos de la víctima y esta, como consecuencia de este episodio, sufrió lesiones como hematomas en el brazo y en el antebrazo.

Desde ese mismo día fue internado en la unidad de psiquiatría en dicho hospital ya que requirió tratamiento médico en régimen de internamiento no voluntario y encontrándose desde el 29 de octubre de ese año en situación de prisión preventiva.