fbpx

La pandemia arrasó con la producción normativa autonómica en 2020

La pandemia arrasó con la producción normativa autonómica en 2020

Madrid, 24 oct.- La pandemia que ha alterado casi todo desde hace 20 meses "arrasó" también con la producción normativa de las comunidades en 2020, debido a que las medidas adoptadas para reducir la extensión del coronavirus afectaron a los parlamentos autonómicos y a su ritmo de actividad habitual.

Lo dice la profesora Titular de Derecho Constitucional de la Universidad de Oviedo Paloma Requejo en el XXXI Informe de la Comunidades Autónomas del Observatorio de Derecho Público IDP, refiriéndose en su artículo al Principado de Asturias, pero es algo extensible a casi todas las comunidades.

Los catedráticos de Derecho Constitucional Eliseo Aja, de la Universitat de Barcelona, y Javier García Roca, de la Universidad Complutense de Madrid, afirman en la Valoración general del Estado autonómico de 2020 que abre este estudio, presentado esta semana en el Senado, que tan solo Castilla-La Mancha, con 11 leyes, y Navarra, con 22, mantuvieron el ritmo de años anteriores, mientras el resto oscilaron entre tres y siete leyes.

Para compensar las escasas leyes formales autonómicas fueron numerosos los decretos leyes dictados por los gobiernos autonómicos, con una media muy superior de entre 10 y 15, la mayoría igualmente relacionados con la pandemia.

La reducción de la actividad normativa de las autonomías fue paralela a la estatal, puesto que durante 2020 únicamente se aprobaron siete leyes ordinarias y tres orgánicas en las Cortes Generales.

También en el caso del Estado se produjo un crecimiento de la legislación gubernamental, con la aprobación de un decreto legislativo y nada menos que 39 decretos leyes, muchos de ellos con medidas urgentes para proteger la salud o reactivar la Economía o el turismo.

ACTIVIDAD NORMATIVA DE LAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

- Andalucía: solamente tres leyes, la mitad que en 2019, y eso que ese año hubo elecciones autonómicas, pero 32 decretos leyes, por solo seis en 2019.

- Aragón: la actividad legislativa en la Comunidad, reducida a su mínima expresión debido a la crisis sanitaria, produjo solo cuatro leyes formales y se vio suplida por una profusión de normas legislativas de urgente necesidad: 12.

- Asturias: el número de iniciativas legislativas fue muy escaso: tres proyectos de ley y ningún Decreto Legislativo, aunque hubo cuatro reformas del Reglamento de la Junta General.

- Baleares: el Pleno del Parlamento aprobó tan sólo tres leyes -contando la de presupuestos- y convalidó 14 decretos leyes.

- Canarias: apenas siete leyes se aprobaron. Por el contrario, el instrumento del decreto ley resultó la figura primordial para adoptar las medidas que se consideraron necesarias para combatir las devastadoras consecuencias causadas por la COVID-19 en el archipiélago, con 24 aprobados.

- Cantabria: fue una de las excepciones, ya que la actividad legislativa fue "intensa, especialmente ágil y consensuada", según el informe, dando lugar a 12 leyes, cinco de ellas directamente relacionadas con la pandemia y procedentes de proposiciones de ley que contaron con el voto unánime de todos los grupos parlamentarios.

- Castilla-La Mancha: otra excepción, ya que se aprobaron 11 leyes, lo cual supuso igualar la cifra del año anterior y prácticamente duplicar la de 2018, consecuencia de la estabilidad derivada de una sólida mayoría parlamentaria, además apoyada en casi todas las ocasiones -incluyendo los presupuestos- por Ciudadanos y en no pocas también por el PP.

- Castilla y León: el balance fue "bien exiguo", dice el informe, con solo cuatro leyes, aunque por su parte la Junta aprobó diez decretos leyes, ocho de los cuales guardan directa conexión con la crisis sanitaria.

- Cataluña: el número de leyes aprobadas, 18, fue "importante" a pesar de la situación creada por el Covid-19 y las tensiones internas dentro del Govern, dice el trabajo del Observatorio de Derecho Público IDP Barcelona, aunque la actividad normativa estuvo marcada por el gran número de Decretos Leyes aprobados, hasta un total de 53, la mayoría debidos a la urgente necesidad de las medidas por la pandemia.

- Comunidad Valenciana: se aprobaron solo cuatro leyes y la producción normativa se centró en la legislación de urgencia, con 18 Decretos leyes, de los cuales 10 fueron directamente decretos Covid-19.

- Extremadura: el número de leyes formales fue realmente reducido: seis; pero se elevó extraordinariamente la cantidad de decretos leyes gubernamentales: 15, más que las que se habían aprobado hasta entonces desde que se incorporó esta fuente del Derecho al ordenamiento jurídico extremeño en 2011.

- Galicia: el cierre de la X legislatura autonómica, tras la disolución a principios de febrero del Parlamento elegido en 2016, y el inicio de las actividades de la XI legislatura a partir de septiembre de 2020, redujo a cero el número de leyes aprobadas ese año, mientras que aumentó extraordinariamente la actividad reglamentaria de la Xunta de Galicia, hasta medio millar de decretos y resoluciones.

- Madrid: La Asamblea aprobó únicamente dos leyes (una modificación de la Ley del Suelo y la Ley de Reconocimiento de la Universidad Internacional de la Empresa), en tanto que la Comunidad aprobó más de 170 normas reglamentarias.

- Murcia: en total se aprobaron seis leyes, la primera la de Presupuestos de 2020 y en agosto la que los modificó, junto a cuatro leyes ordinarias, aprobadas todas en el segundo semestre.

- Navarra: se aprobaron 22 leyes forales, un número bastante menor que el del año anterior (32), y en contrapartida salieron adelante un gran número de Decretos Leyes Forales, 10, todo muy condicionado por la pandemia surgida a causa del Covid-19.

- País Vasco: el cambio de Legislatura con las elecciones de julio redujo la producción legislativa prácticamente a la nada: una única Ley (de modificación de la de Presupuestos para 2020), junto a un Decreto Legislativo (texto refundido de la Ley de Policía del País Vasco), y la reglamentaria estuvo relacionada de forma aplastante con la gestión de la pandemia.

- La Rioja: de nuevo la crisis sanitaria se sitúa como causa principal de la escasísima producción legislativa: tres leyes.