fbpx

La izquierda pide al PP que "baje el tono" en los debates de la Asamblea

La izquierda pide al PP que "baje el tono" en los debates de la Asamblea

Los partidos de izquierda en la Asamblea de Madrid (PSOE, Unidas Podemos y Más Madrid) reclaman al PP que “baje el tono” en los debates en la Asamblea para que haya más "salud democrática", mientras los populares defienden que la izquierda también lanza "constantes insultos" a la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, pero su problema es que "tienen la piel muy fina".

La líder del PSOE, Hana Jallou, envió una carta ayer a la presidenta para solicitarle que retire el "grave insulto" que les dirigió en el pleno del jueves 14 cuando en un momento del mismo dijo la palabra "sinvergüenzas".

En esa carta, el PSOE reclama a Ayuso que “esta clase de improperios no deberían jamás tener cabida en los diálogos parlamentarios, por más que puedan ser ásperos en ocasiones" porque, de lo contrario, "se acabará erosionando la propia democracia".

Jalloul ha mencionado hoy, a su entrada al pleno de la Asamblea, que Ayuso todavía no le ha contestado al escrito, aunque cree que “hay tiempo todavía” y que la postura que adopte hoy la presidenta en el pleno les permitirá entender si “la respuesta es positiva o negativa” en relación a la carta.

Ante este escenario, la líder de Más Madrid, Mónica García, ha remarcado que el Gobierno Regional “es bronco y confronta continuamente”, y en cada pleno “es capaz de insultar, de faltar a la verdad, de usar las peores estrategias para ocultar su propia incompetencia”.

Por ello, García ha advertido que el PP y la presidenta “insultan a la propia política” con un espectáculo” que se repite en cada pleno “y que es inaceptable”.

En una línea similar se ha mostrado la portavoz de Unidas Podemos, Alejandra Jacinto, quien ha dicho que “desde luego que debería relajarse el tono” en la Cámara regional, algo que sería “un ejercicio de salud democrática” que "agradecerían también los madrileños".

Jacinto ha apostillado que todas las personas que “han llegado recientemente” a la política institucional están “muy asombradas del tono y de la mala educación que en muchos casos que se procesa” en la Asamblea.

Por su parte, la líder de Vox, Rocío Monasterio, ha mencionado que a su partido “no le gustan los insultos en la Cámara, pero a la política hay que venir llorado", como asegura que hace su formación.

Monasterio ha ironizado que si Vox mandase una carta cada vez que les insultan “gravemente” el partido “se pasaría la vida mandando misivas”, y ha insistido en que a su formación “no le gusta ni es partidaria” de los insultos en la asamblea, porque “siempre hay que mantener el tono, la templanza y la educación en las instituciones”

Por su parte, el portavoz del PP, Alfonso Serrano, ha criticado a los partidos de izquierda por denunciar esos supuestos insultos en la Asamblea cuando la oposición también emite “constantes insultos hacia Ayuso, constantemente”.

“Lo que pasa es que algunos aguantamos y otros tiene la piel muy fina”, ha resumido Serrano, quien, no obstante, ha reconocido que “no le gustan los insultos, ni dentro ni fuera de la cámara”.