fbpx

6 consejos para reformar un baño pequeño

Archivado en:
6 consejos para reformar un baño pequeño
Archivado en:

Los baños pequeños pueden ser difíciles de abordar en una reforma.

Al remodelar o diseñar un baño de pequeñas dimensiones es importante tener en cuenta algunos aspectos:

- Evaluar la cantidad de luz que vas a necesitar: disponer de poca luz natural va a provocar que necesites luz artificial a todas horas; esto importante porque la falta de luz puede ser un hándicap para según qué actividades, por ejemplo, maquillarse o afeitarse,
- El espacio con el que te vas a sentir cómodo.

Por eso, si el baño da al exterior, puedes pensar en implementar una ventana que aporte más luz natural; y si tienes pocos metros útiles, lo mejor es que te centres en el minimalismo a la hora de decorarlo y estructurarlo.

El minimalismo para baños pequeños

Si es pequeño, lo más adecuado al reformar tu cuarto de baño es evitar la complejidad.

Para conseguir un baño sencillo puede bastar con economizar bien el espacio disponible: calcular el espacio necesario para almacenar los elementos básicos de aseo y tratar de evitar la inclusión de mobiliario o decoración.

Al final, cada elemento que entra en el baño acaba por ser más estorbo que otra cosa, por eso es importante ser inteligentes a la hora de disponer solo lo necesario y aprovechar la estructura del lugar para generar espacio y no ocuparlo.

Unos consejos para ahorrar espacio

Si no estás muy convencido con una reforma, siempre puedes empezar a transformar tu baño, sin gasto, y aplicando estas técnicas:

1- Deshazte de todo lo que realmente sobra: muebles, accesorios, elementos decorativos que ocupen mucho y hayan dejado de ser funcionales, etc. Esta clase de “trastos” pueden ser sustituidos por otros más cómodos y menos abultados.
2- Coloca estantes en la ducha o en las zonas libres de la pared. De este modo podrás contar con un elemento funcional que te ayude a dejar los productos de aseo sin necesidad de ocupar espacio.
3- Si tienes bañera, urge que la cambies por un plato de ducha. Las bañeras, excepto en casas de diseño muy grandes, no tienen razón de ser. Se trata de un elemento incómodo, peligroso y complejo de limpiar. Los platos de ducha evitar caídas, sobre todo en casas con personas mayores o niños, su mantenimiento es mínimo y ofrecen un aspecto infinitamente más moderno.
4- Cambia los azulejos y las baldosas. Se trata de una reforma mínima que asegura un cambio total en la percepción del espacio. Puedes elegir toda clase de azulejos y baldosas; además, no se trata de un producto caro y dispones de multitud de opciones.
5- Cambia los espejos. Si tus espejos son viejos, eso hace a tu baño viejo. La imagen del baño cambia mucho con espejos de formas geométricas que, además, sean de diferentes tamaños y bien iluminados.
6- Una mano de pintura. Es elemental a la hora de cambiar una estancia. La mano de pintura va a renovar completamente el lugar. Elige el color que mejor combine con la casa o con la propia iluminación del baño.

Con estos 6 consejos puedes tener un baño reformado y nuevo por muy poco dinero.