fbpx

Detenido por simular ser un trabajador de mantenimiento para vender droga en la modalidad de 'telepopper'

Detenido por simular ser un trabajador de mantenimiento para vender droga en la modalidad de 'telepopper'

La Policía Nacional ha detenido a un varón como presunto autor de un delito de tráfico de drogas al simular ser un trabajador de mantenimiento para vender droga en la modalidad de 'telepopper', ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid en un comunicado.

Los agentes que prestaban servicio de prevención de seguridad ciudadana observaron como realizaba un pase de droga. Le intervinieron cinco teléfonos móviles, 17 botes que contenían la sustancia estupefaciente y dinero en efectivo.

Además vestía ropa técnica simulando ser un trabajador de mantenimiento para poder desplazarse con seguridad por toda la ciudad para vender droga en la modalidad de "telepopper".

La investigación se inició a principios de este mes cuando los agentes tuvieron conocimiento del incremento del consumo de esta sustancia conocida como 'popper' (nitrito de amilo) entre los más jóvenes.

Por ello se estableció un servicio de prevención en las zonas más propensas a la venta de droga en el distrito de Chamberí. Los agentes se encontraban realizando este servicio observaron como un individuo en motocicleta se acercaba a un joven.

Ambos mantenían una actitud vigilante y desconfiada. Posteriormente el varón de más edad, entregó al joven dos botes de pequeño tamaño a cambio de dinero.

Tras ser interceptados, ambos reconocieron los hechos. Tras interrogar al vendedor, manifestó que la venta de esta sustancia estupefaciente la lleva realizando varios años, siendo su única fuente de ingresos.

Además llevaba ropa de trabajo manchada de grasa y polvo con cantidad de herramientas, manifestando que vestía así para simular que trabajaba en una empresa de mantenimiento.

La sustancia la obtenía a través de páginas web en Francia, Holanda o Austria llegando a España para su venta a través de contacto telefónico, conocido como "teledroga".

Además tenía establecidas varias rutas para la entrega de la sustancia. En el momento del arresto le intervinieron 17 botes de "popper", cinco teléfonos móviles y dinero en efectivo. Además portaba fundas de protección de bricolaje, llaves, un pequeño soplete, dos navajas y guantes de trabajo.