fbpx

Díaz Ayuso asegura que seguirá buscando el consenso con Vox para sacar la Ley Maestra de Libertad Educativa

Díaz Ayuso asegura que seguirá buscando el consenso con Vox para sacar la Ley Maestra de Libertad Educativa

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha asegurado que seguirá buscando el consenso con Vox para sacar adelante la Ley Maestra de Libertad Educativa, después de que Rocío Monasterio le haya pedido que sea "coherente" y utilice esta ley para que la izquierda "quite las manos de la educación".

La Asamblea de Madrid debate este jueves las enmiendas a la totalidad de Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos -sin texto alternativo para su devolución al Gobierno- al proyecto de Ley Maestra de Libertad Educativa, impulsada por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso para tratar de contrarrestar la Ley Celáa.

En el Pleno de la Asamblea de Madrid, Monasterio ha dicho que esta ley tiene que frenar a la izquierda en materia de educación porque "de nada sirve estar hablando en contra del indigenismo en Estados Unidos si en los libros de texto a los niños les están hablando de que los españoles exterminamos a los indios".

Por ello, le ha pedido que sea coherente, ponga en práctica y gestione las políticas de que verdad van a llevar a que la izquierda se quede sin discursos en el Parlamento y "quiten" las manos de la educación "y de nuestros hijos".

La presidenta regional ha dicho que coincide con Monasterio en los pilares fundamentales de la educación, como en educar en la cultura del esfuerzo, del sacrificio o en la calidad de la enseñanza, por lo que considera que la información a los padres "es un derecho" y algo que hay que seguir "promoviendo".

Por ello, su Gobierno ha incluido una normativa para ofrecer más información a los padres y elevar a rango de ley la transferencia informativa a las familias "para contrarrestar la imposición ideológica de la izquierda extremista".

Pero ha indicado que no esta ley no se puede utilizar para ir en contra "del sentido común" en la educación, y ha reiterado que el Gobierno madrileño no puede ofrecer una gratuidad completa en todas las etapas, porque tendría un coste "insostenible" de 760 millones de euros anuales.

Tampoco contempla Ayuso eliminar el bilingüismo como pide Vox, ya que, a su juicio, es una herramienta que genera igualdad de oportunidades, y tampoco valora su enmienda sobre la educación especial que "confunde" el sentido que tiene esta eduación.

"Hay mucho que trabajar y buscaremos el consenso con ustedes", ha concluido Ayuso.