fbpx

Ossorio rechaza la gratuidad de la educación que pide Vox para apoyar Ley Maestra

Ossorio rechaza la gratuidad de la educación que pide Vox para apoyar Ley Maestra

El portavoz del Gobierno madrileño, Enrique Ossorio, ha rechazado este miércoles la posibilidad de garantizar la gratuidad en todos los niveles educativos en la región, una de las exigencias de Vox para ofrecer su apoyo a la Ley Maestra de Libertad Educativa, que se debate este jueves en la Asamblea de Madrid.

"La gratuidad en las enseñanzas no obligatorias cuesta 760 millones de euros anuales", ha cifrado Ossorio en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno.

El Pleno de la Asamblea de Madrid debate este jueves las enmiendas a la totalidad de Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos al proyecto de Ley Maestra de Libertad Educativa, impulsada por el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso para tratar de contrarrestar la Ley Celáa, y que previsiblemente serán rechazadas por los votos contrarios del PP (65) y de Vox (13), por lo que continuará con su tramitación.

No obstante, Vox ha presentado, por su parte, 44 enmiendas parciales a la ley, entre las que pide la gratuidad de la educación en todos los niveles educativos, que los colegios instalen banderas de España, la eliminación del programa bilingüe o que se implante el veto parental educativo, denominado 'pin parental'.

La portavoz de Vox, Rocío Monasterio, afirmó que la "la gratuidad tiene que ser una prioridad en una comunidad autónoma como Madrid que presume de tener los mejores datos económicos, por lo que tiene que garantizar que ningún niño se quede atrás", ha recalcado Monasterio, quien ha apuntado que Ayuso tiene "la mejor oportunidad para demostrar de qué lado está".

Ossorio ha señalado que, tras un análisis "rápido", algunas de las enmiendas que plantea Vox "no son posibles, bien por motivos económicos o por legalidad".

Además, ha explicado Ossorio, Vox no plantea la gratuidad en los niveles educativos de Primaria y Secundaria, por lo que se daría el caso que habría colegios privados en los que sí tendrían coste para las familias.

El Gobierno de Ayuso comparte con Vox que haya una "mayor transparencia" para los padres a la hora de elegir el colegio de sus hijos para que "sepan lo que se hace en ese centro", pero han apuntado que los padres "no pueden ejercer objeción de conciencia", como plantea el partido de Rocío Monasterio.

Aunque son "razonables" aspectos que se plantean de que las familias tengan más información de los centros educativos, no es posible "autorizar que los alumnos den determinadas materias o asistan a clases complementarias porque la ley orgánica de educación dice que son obligatorias", ha indicado Ossorio.

"Un padre no puede decir que porque no crea que el hombre llegó a la luna que no se estudie la luna", ha declarado Ossorio, y ha precisado que los padres "no pueden decidir" sobre aspectos curriculares o asignaturas complementarias porque son "obligatorias".

"Podrán elegir el centro que más les guste pero no podrán decir que una parte del currículo del complementario no se puede impartir", ha relatado.