fbpx

Somos la herencia: Hacemos postpunk y música oscura, pero no triste

Somos la herencia: Hacemos postpunk y música oscura, pero no triste

La banda madrileña Somos la herencia abre este sábado el festival Curtocircuito para presentar su último álbum, "Dolo", un trabajo "sombrío y tenebroso", en el que el postpunk y la electrónica se dan la mano para crear "imágenes inquietantes", en las que también cabe el humor.

"Hacemos postpunk y música oscura, pero no música triste", asegura Gonso, uno de los miembros del grupo, en una entrevista.

Aunque la trayectoria de la banda es relativamente corta y truncada por el estallido de la pandemia en 2019, Somos la herencia ha captado a un público diverso y ha recibido distintos reconocimientos con su primer disco, "Dolo" (Humo, 2020), que fue nominado al Premio Ruido a Mejor Disco Nacional por la PAM (Periodistas Asociados Musicales).

Tras un laborioso periodo de producción, que decidieron realizar "con calma", durante dos años, y con la ayuda Olivier Arson, de Territoire, finalmente en 2019, poco antes de comenzar del Estado de Alarma, la banda tuvo lo oportunidad de mostrar al público sus trabajo en un concierto en Donosti, en el marco del festival Dantz.

"Luego nos tuvimos que encerrar", cuenta Gonso, que junto a sus compañeros, todos de la generación de los 90, reconoce que los formatos de concierto sentados y con mascarilla "embajonan un poco".

"Genera una sensación muy rara, porque ves al público sentado y a lo mejor están disfrutando un montón lo que estás haciendo pero es difícil de exteriorizar. No tienes una percepción real de lo que está sintiendo la gente", explica.

Su álbum, "Dolo", no es para estar sentado. Tal y como comenta Guille, bajista de la banda, aunque se trata de postpunk, el trabajo evoca "a lo cinematográfico" y además "mete mucha más caña electrónica".

"Nos gusta evocar ciertas imágenes. En el disco hay inquietud, peligro", añade Gonso, que explica que los samples generan "unas atmósferas muy concretas" que, unidas a las letras, producen imágenes insólitas.

"Paso de brutalismo te quiero en vídeo”, “quiero buscar al hombre que envenena a esos perros” o “ese tío en el espejo está mirándome” son un buen ejemplo de que el grupo no oculta su "oscuridad", en la que, sin embargo, no se renuncia al humor.

"Estamos un poco en contra de esa postura de lo gótico como algo triste, de tristeza vacía", asegura la banda, cuyas canciones aportan pinceladas de temas como la amistad, el amor, la cotidianidad, e incluso cierta precariedad. En definitiva, la vida diaria de una generación que vive en el presente.

"Hay muchas cosas que vivimos en nuestra vida, en el contexto actual, que nos atraviesan, ya sea en la música, el trabajo o en cualquier cosa que haces. Quizás no es consciente, pero desde luego está ahí. No hay una intención de levantarnos y decir que somos la voz de nuestra generación, pero sí hablamos de lo que nos rodea y de nuestro día a día", explica Gonso.

Aunque Somos la herencia puede relacionarse con otras bandas de postpunk como The Cure, The Chameleons, o Décima Víctima, insisten en que para "Dolo" su inspiración proviene de artistas más modernos, como Soft Moon, Arka o Raime.

Para su primera visita a Galicia, hoy en la Sala Capitol de Santiago, la banda explorará su componente más cinematográfico, acompañado de los visuales del colectivo Espírituescalera: "Vamos a darle más importancia a las atmósferas y a las imágenes, a que tanto las imágenes den peso a la música como al revés", explican.

Somos la herencia tiene programados nuevos conciertos para el primer trimestre de 2022, en los que esperan que ya no haya restricciones y la gente "pueda bailar" y también trabajan en un nuevo disco, "más experimental", con tintes del "noise".

"Además de la banda, tenemos que trabajar o fingir que lo hacemos. Nos dedicamos al mundo oficina. No es una posibilidad real vivir de la música. En el punto en el que está el grupo podríamos malvivir… o tampoco", asegura Somos la herencia, una banda que no tiene un mensaje ni una proclama y cuyo nombre "no es un lema ni un eslogan".

"Es de estas cosas que primero haces y luego ya le buscas un poco el sentido. Viene a decir que somos lo que comemos".