fbpx

Autorizan aplicación de tercera dosis contra la COVID para personas inmunodeprimidas

Autorizan aplicación de tercera dosis contra la COVID para  personas inmunodeprimidas

La Comisión de Salud Pública aprobó la administración de una dosis adicional de la vacuna del COVID-19 a personas inmunodeprimidas o inmunosuprimidas, ya que tienen un riesgo elevado de que se produzca una respuesta inmune inadecuada a la pauta convencional de vacunación.

Los pacientes inmunosuprimidos son aquellos que no tienen un sistema de defensas adecuado debido a enfermedades o efectos secundarios a determinados tratamientos, como quimioterapia, radioterapia e inmunosupresores.

Debido a que tienen mayores riesgos de padecer infecciones y enfermedades, en muchos casos mortales, deben seguir indicaciones específicas relacionadas con su alimentación. Según Laura Cáceres, especialista en Nutrición de Guiadesuplementos, necesitan un importante aporte calórico y proteico para cubrir sus necesidades nutricionales. Evitar algunos alimentos, como yogures y ciertos tipos de queso, carnes ahumadas y embutidos crudos, leche no pasteurizada y agua no potable, por el riesgo de adquirir bacterias.

 Asimismo, deben prestar atención a factores cotidianos, como evitar el contacto con animales domésticos, mantener medidas de higiene general y no llevar a cabo trabajos manuales que puedan causar heridas en los tejidos.

En ese contexto, comprobar la vacunación de los pacientes ya es un hecho relevante que puede comprometer sus vidas. Por tal motivo, Sanidad informó que la dosis adicional estará indicada para

las personas con trasplante de órgano sólido, los receptores de trasplante de progenitores hematopoyéticos y las personas en tratamiento con fármacos anti-CD20.

La Comisión de Salud Pública, que está representada por todas las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, ha seguido el informe de vacunación y las recomendaciones del Grupo Técnico de Trabajo de Vacunación COVID-19 (GTT). Ambos organismos determinaron que la dosis debe aplicarse al menos 28 días después de recibir la dosis anterior.

Para los pacientes tratados con medicamentos anti-CD20, incluidos el rituximab o el veltuzumab, deben administrarse seis meses después del final del tratamiento. En todos estos casos, se administrará una vacuna de ARNm, preferiblemente una vacuna del mismo tipo que la administrada previamente.

Sin embargo, ambas entidades manifestaron que actualmente no existen datos confiables que respalden el uso de dosis de refuerzo, también conocidas como “booster”, en la población general.

Regreso a clases

Por otro lado, el organismo aprobó la actualización de la Guía de actuación ante la posible aparición de casos de niños y jóvenes infectados con COVID-19 en instituciones educativas.

En el documento establecen que estarán exentos de la cuarentena los contactos estrechos entre alumnos, profesores y demás personal del centro educativo que haya recibido una pauta de vacunación completa o hayan tenido una infección por SARS-CoV-2 confirmada por PDIA (test diagnóstico) en los 180 días anteriores al último contacto con el caso.