fbpx

Más Madrid pide a Almeida adecuar el protocolo de contaminación según la OMS

Más Madrid pide a Almeida adecuar el protocolo de contaminación según la OMS

La portavoz de Más Madrid en la capital, Rita Maestre, ha pedido este jueves al Gobierno de José Luis Martínez-Almeida que actualice "de forma inmediata" el protocolo de contaminación para adecuarlo a las nuevas recomendaciones de la Organización Mundial de la salud (OMS), porque "ninguna" de las estaciones de medición de la ciudad cumple los nuevos parámetros actualmente.

En una visita a la plaza del Carmen, Maestre ha señalado que ayer, coincidiendo con la entrada en vigor de la ordenanza de movilidad sostenible del Gobierno de PP y Ciudadanos, "la OMS cambiaba sus mediciones" en relación a "cuántas emisiones son saludables o peligrosas".

"Lo que la OMS hace con este cambio en las mediciones es darnos una llamada de atención a todas las ciudades, decirnos que tenemos que actuar de forma drástica, urgente, con rapidez y con rotundidad, porque la contaminación no es un asunto ideológico, es una cuestión de salud (...), es una asesina silenciosa" y, en el caso de Madrid, "la ciudad con más muertes al año por causas relacionadas con la contaminación, es un deber de primer orden", ha explicado Maestre.

El alcalde José Luis Martínez-Almeida tiene que "actuar", ha dicho la portavoz de Más Madrid, quien le ha pedido que actualice "de forma inmediata" el protocolo de contaminación, adecuándolo a las nuevas mediciones que propone la Organización Mundial de la Salud.

"Tiene que actualizarse, tienen que reducirse los umbrales con los cuales se pone en marcha ese protocolo y tiene que incluirse también la medición de las partículas en suspensión", como ocurre en ciudades como Barcelona, Valladolid o Murcia, ha apuntado la portavoz de Más Madrid.

Ha añadido que "cuando el nuevo protocolo anticontaminación se puso en marcha en 2017, igual que Madrid Central, siempre dijimos que era un punto de partida, que la ciudad llevaba décadas sin hacer nada para luchar contra la contaminación".

Bajo el Gobierno de Manuela Carmena "se empezaron a poner medidas pero esas medidas eran primeros pasos que tendríamos que estar mejorando y avanzando ahora, no dando pasos atrás", ha agregado Maestre.

Por su parte, la edil Esther Gómez ha abundado en las nuevas recomendaciones de la OMS, que el miércoles "bajó el límite de dióxido de nitrógeno de 40 microgramos por metro cúbico a 10 microgramos por metro cúbico".

"Eso significa que ninguna estación a día de hoy de Madrid estaría dentro de los límites que marca la OMS para tener en cuenta que la contaminación que están emitiendo las ciudades no afecta a la salud de la población donde estamos", ha explicado.

Más Madrid ve necesario que se actualice el protocolo "ya no solo por los valores de dióxido de nitrógeno, sino también por las partículas en suspensión, que también las ha bajado la OMS", ha apostillado Gómez.

MÁS MADRID VE CON "PREOCUPACIÓN" LA ESTACIÓN DEL CARMEN POR LAS OBRAS

Maestre y Gómez han acudido a la plaza del Carmen, "preocupadas" por el "destino" de la estación de medición que allí se ubica -la única en el distrito de Centro- por las obras de reforma que se van a acometer en la plaza.

"Nuestro temor es que aprovechando esas obras Almeida mueva o apague esta estación (...). Le pedimos que proteja esta estación de las obras y en el caso de que no pueda hacerlo que instale no una, sino dos en el distrito para garantizar la fiabilidad de los datos", ha planteado Maestre, que también ha pedido que una vez finalice la reforma la estación se quede en su ubicación actual.

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante (PP), afirmó este lunes en la comisión del ramo que la estación de medición de calidad del aire de la plaza del Carmen "no se va a modificar" por las obras de reforma del entorno, aunque sí se contempla "anular esas mediciones" de manera puntual.

Gómez ha dicho que no les dan "tranquilidad" las palabras de Carabante porque apuntó a la "posibilidad de anular las mediciones que se fueran a tomar en esta estación", algo que sería "muy grave" porque supondría romper la "serie histórica" que se ha ido midiendo desde 2019, además de "estar a ciegas sobre la contaminación de Madrid".