Chloé Bird: “Mi grupo favorito cuando era pequeña era Mecano, me quería dedicar a la música por ellos”

Chloé Bird: “Mi grupo favorito cuando era pequeña era Mecano, me quería dedicar a la música por ellos”

Chloé es una artista que habla sin ambages, transparente como su música. Nos emocionó en sus inicios en el idioma de Shakespeare y ahora siente que tiene que hacerlo en su lengua materna, la que moldeó Cervantes para el Quijote. ‘Flores y Escombros’ es su nuevo trabajo, se presentó el pasado 10 de septiembre y no dejará a nadie indiferente. En Madrid podremos disfrutar de su música en directo el próximo 28  de octubre, en la Sala Tempo. 

Ha sido un año complicado en todos los sentidos…

Pues sí, más de lo que cualquier persona hubiera podido imaginar. Me gusta mirar el lado positivo de las cosas y pienso que he podido dedicarle mucho tiempo a la composición y producción de las canciones.  Hay mucho tiempo invertido para sacar adelante este trabajo. 

¿’Flores y escombros’ es culpa de la pandemia?

Es un poco culpa porque si es verdad que empecé a componer pensando en un disco que no tenía forma en las navidades de 2019, pero a partir de marzo de 2020 la inversión de horas y trabajo aumentó pensado en ese nuevo disco. Además, enseguida supe que el disco se tenía que llamar como la canción: “Flores y Escombros”.

Cambias de idioma al español ¿por qué?

Creo que ha sido una evolución natural y lógica dentro de mi proceso creativo, anteriormente defendía que mis canciones tenían que ser inglés, porque mis referentes componían en esa lengua y la distancia con mi lengua materna me daba más libertad a la hora de jugar con el idioma. 

Después de ‘The Light in Between’ estuve casi un año y medio sin componer, y eso es mucho tiempo para alguien que se dedica a eso. Cuando volví a hacerlo salió de forma natural en español porque contenía muchos posos de la poesía y música que había estado leyendo y escuchando.

No sé si te han dicho alguna vez que cantes en español, que vas a vender más…

Si me diesen un euro por cada vez que me han dicho esto... (risas). No sé si es que soy muy cabezona o muy fiel a lo que siento en cada momento y no hubiese entendido mis discos anteriores sin componerlos en inglés, pero tampoco entiendo ‘Flores y Escombros’ en otro idioma que no se español. Que conste que no ha sido un plan de marketing. En mi caso ha sido por un proceso personal. 

¿Por qué Pablo Lesuit para producir tu disco?

Cuando pensaba en grabar el nuevo disco quería que un músico produjese las canciones, pero con el confinamiento se paralizó todo. Justo Pablo había sacado un disco una semana antes de que nos encerrásemos y le felicité por Instagram. A partir de ahí empezamos a hablar de música, proyectos, etc. 

En esas fechas estaba muy activa subiendo a las redes temas que iba componiendo y entonces un día me dijo Pablo que si le podía mandar algo de lo que estaba haciendo, sin ningún compromiso. Una cosa llevó a la otra y terminó produciendo el disco. Se lo pedí yo. Para mí es un orgullo que lo haya hecho. 

¿Influencias del disco? Desde mi punto de vista hay muchos sonidos ochenteros.

Me hace gracia lo que me dice de los años ochenta porque, aunque no me lo ha dicho nadie y yo ni siquiera había nacido, si que mi grupo favorito de cuando era pequeña era Mecano, me quería dedicar a la música por ellos. Yo quería ser Mecano. Me parecen unos referentes y unos revolucionarios. Para mí fueron un soplo de aire fresco. Eran espectaculares. Esa referencia está ahí y al final sale. Si hay algo que relacione mi música con Mecano, lo entiendo, lo comparto y también me hace ilusión, no te voy a engañar.

Hay grandes artistas y grupos extremeños, me viene a la cabeza Extremoduro.

Fíjate, yo no escuchaba en casa, pero mi grupo de amigos si que lo hacían (Extremo, Marea o La Fuga)  y se te terminaban quedando las canciones. Son unos referentes. Aunque no fuese extremeña los habría escuchado seguro. 

Siempre has reivindicado que se puede vivir en la periferia y llegar a cualquier lugar con tu música

Sí, y lo sigo defendiendo a capa y espada. Es un mensaje que me gustaría que calase. Muchas veces sentimos que para trabajar en lo que te gusta tienes que salir de tu hábitat. Hoy en día es todo más fácil. La periferia también existe. 

Hay muchos artistas extremeños que viven en Madrid, aquí las cosas siempre han sido más complicadas. 

Parece que vuelve la normalidad y se empieza a ver la luz al final del túnel. Los conciertos se acercan.

Afortunadamente hemos conseguido armar una gira que a mi me hace mucha ilusión. El 25 de septiembre arrancamos en el Teatro de Cáceres, el 2 de octubre en Mérida, el 28 de octubre en Madrid, en la Sala Tempo, en Granada el 29 de octubre con Siloé o en Sevilla, el 30 de octubre con Janette y así en un montón de sitios más.